Misión y principios

Misión

La misión del IMPD es promover actividades, impulsar programas y prestar servicios a las personas con discapacidad y diversidad funcional de Barcelona, tanto desde la propia organización municipal como a través de la colaboración con las entidades, con el fin de mejorar la calidad de vida, la autonomía personal y la vida independiente de las personas con discapacidad de Barcelona.

Principios

  • Igualdad de derechos. Tal como establece la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad del 2006, consideramos a las personas con diversidad funcional como sujetos de derecho, más allá de la protección asistencial de la que puedan ser beneficiarias. Esta visión supone un cambio de paradigma fundamental para el abordaje de las políticas públicas en materia de discapacidad.
  • Autonomía personal. Creemos que la libertad en la toma de decisiones y la no dependencia con respecto a otras personas son básicas para las personas con diversidad funcional. Siempre dentro de la medida de lo posible, hay que garantizarlas para la plena incorporación a la sociedad. Con este objetivo, velamos por la prestación de servicios dirigidos a fomentar y facilitar la autonomía personal y la vida independiente de las personas con discapacidad y hacemos posible su vida cotidiana y el acceso a la educación, la vivienda, el trabajo, la salud, la práctica deportiva o el ocio, entre otros.
  • Accesibilidad. Apostamos por una Barcelona donde todos los espacios, equipamientos, actividades y servicios de la ciudad sean accesibles. Por eso, supervisamos los grandes proyectos de la ciudad con el fin de garantizar la accesibilidad universal, que contemple el acceso de las personas con diversidad funcional en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía. Bajo esta filosofía, Barcelona ha llevado a cabo un proceso de transformación que en un principio hizo especial incidencia en la accesibilidad física (con la eliminación de las barreras arquitectónicas) y que posteriormente ha ido incorporando también otro gran reto: la accesibilidad a la comunicación. 
  • Investigación y conocimiento. Potenciamos la investigación y el conocimiento de la realidad y de los problemas de las personas con discapacidad con el fin de vincularlas con el impulso de proyectos innovadores. Así, se estudian necesidades y se fundamentan propuestas y proyectos de futuro.
  • Participación. Creemos que es indispensable trabajar de forma colaborativa con las personas con diversidad funcional. Por eso, escuchamos sus necesidades tanto de manera individual como a través de la participación del tejido asociativo. Apoyamos el asociacionismo mediante un amplio programa de subvenciones y promovemos la creación de mesas y consejos que aglutinan representantes del Ayuntamiento, el tejido asociativo, empresas, universidades y personas expertas con el fin de definir de modo conjunto actuaciones públicas.
  • Transversalidad. Prestamos servicios directos a la ciudadanía, pero la mayoría de nuestras actuaciones se llevan a cabo bajo un prisma transversal considerando que cada departamento municipal debe tener en cuenta las necesidades de las personas con diversidad funcional en su gestión. Así, el IMPD presta apoyo y asesoramiento a los departamentos municipales para que puedan atender las necesidades de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía.