Transporte. Servicio Público de Transporte Especial

El Servicio Municipal de Transporte Especial de Barcelona es un servicio público del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad y el Área Metropolitana de Barcelona complementario al transporte público y pensado para ser utilizado únicamente cuando no hay transporte público regular adaptado.

Lo pueden solicitar las personas con movilidad reducida que tienen la Tarjeta Blanca, una acreditación que se puede tramitar en las oficinas de atención a la ciudadanía municipales. Para obtenerla, hay que disponer de un certificado de discapacidad con baremo de movilidad reducida reconocido.

Los viajes se pueden hacer por y entre los municipios de Barcelona, Badalona, Esplugues de Llobregat, L'Hospitalet de Llobregat, Sant Adrià de Besòs y Santa Coloma de Gramenet.

El servicio está disponible todos los días el año y cuenta con una flota integrada de autobuses y taxis.

Durante el 2014, el servicio atendió a 4.845 personas, de las que 803 fueron usuarias de servicios fijos y 4.542 de los esporádicos. Se realizaron 331.710 viajes, de los que 157.601 fueron de servicios fijos y 174.109 esporádicos. Durante los últimos años, el servicio ha experimento un incremento continuado de la demanda y las cifras actuales de viajes realizados casi duplican las del 2009