Educación

Barcelona apuesta por una educación inclusiva que vele por la integración del alumnado con necesidades educativas especiales en la escuela ordinaria y reduzca, así, las posibilidades de segregación y, en consecuencia, de exclusión social. Con el fin de garantizar la no discriminación, los centros educativos deben cumplir las normas de accesibilidad universal. Los alumnos que no puedan asistir a clase de manera temporal o definitiva pueden solicitar a determinadas entidades el servicio gratuito de atención socioeducativa domiciliaria.

Educación infantil y primaria

La legislación prevé que los niños con diversidad funcional, siempre que se valore positivamente, deben estar integrados en centros de educación ordinaria. Si no es posible, deben matricularse en un centro de educación especial (CEE).

Formación profesional

Las personas con diversidad funcional que quieran cursar formación profesional en centros de enseñanza ordinarios disponen de cuatro posibilidades en función de sus necesidades:

  • Ciclos formativos de grado medio (CFGM): permiten la adquisición de competencias de formación profesional de nivel 2. Ofrecen la posibilidad de ser cursados con una serie de medidas flexibilizadoras como matriculación parcial de créditos, modificaciones del currículum y acreditación de competencias.
  • Programas de diversificación curricular para la transición a la vida adulta: dirigidos a jóvenes con un grado de discapacidad que afecte gravemente a su autonomía para ayudarles a adquirir competencias funcionales que les permitan participar, de la manera más plena y autónoma posible, en los diversos contextos en los que se va a desarrollar su vida adulta.
  • Programas de formación e inserción (PFI): cursos formativos que deben permitir a los jóvenes que cumplen los requisitos reintroducirse en el sistema educativo para proseguir estudios de formación profesional. Deben facilitar, asimismo, el aprendizaje imprescindible para acceder al mercado de trabajo con mejores posibilidades de obtener un empleo cualificado y duradero.

De manera más específica para personas con diversidad funcional, Barcelona cuenta con los centros de educación especial Pont del Dragó y Viver Castell de Sant Foix, donde se ofrece formación profesional de calidad adaptada a las diferentes capacidades del alumnado.

Educación secundaria

Los estudiantes de secundaria cuentan con dos tipos de recursos:

  • Bachillerato con ayuda: los estudios de bachillerato se pueden cursar con las siguientes medidas flexibilizadoras: plan individualizado, reducción o ampliación de la duración de la etapa y exención de materias.
  • Formación de personas adultas: hay programas de educación de personas adultas que hacen posible el desarrollo de las diferentes capacidades, el enriquecimiento de conocimientos y la mejora de las competencias técnicas y profesionales. Con respecto a las titulaciones, se pueden obtener las siguientes: título de graduado en educación secundaria obligatoria (GESO) y acceso a ciclos formativos de grado medio (CFGM).

Universidad

Para posibilitar y garantizar el ejercicio del derecho a la enseñanza de los alumnos con discapacidad, las universidades están eliminando las barreras arquitectónicas de sus edificios y están creando servicios de apoyo a la integración, que responden a las necesidades de estas personas y promueven las actuaciones necesarias. Además, en las universidades de Cataluña existe una exención total de los precios públicos del crédito para las personas con diversidad funcional.

Equipos de asesoramiento psicopedagógico

Son servicios educativos que dan apoyo al profesorado de los centros docentes con el fin de ofrecer la respuesta educativa más adecuada al conjunto del alumnado, especialmente a aquellos alumnos con diversidad funcional o dificultades en el proceso de aprendizaje, así como a sus familias, a los centros educativos y al sector.

Centros de recursos educativos

Los centros de recursos pedagógicos son centros de referencia para la formación, la dinamización pedagógica y el apoyo a la tarea docente del profesorado de todos los niveles educativos de los centros de enseñanza no universitaria de la ciudad. En Barcelona, el ámbito de actuación de cada CRP se corresponde con el ámbito territorial de su distrito municipal, donde establece relación con el consejo municipal de distrito.