Vivienda

Barcelona apuesta por que las personas con diversidad funcional puedan vivir en una vivienda digna y adaptada a sus necesidades. Para lograrlo, hay varios recursos al alcance de las personas con diversidad funcional que tienen en cuenta aspectos como el derecho a la autonomía, el agravio económico del colectivo y la diversidad de necesidades y situaciones existentes. Destacamos algunos:

Reserva de viviendas adaptadas protegidas

Las promociones de viviendas de protección oficial cuentan, por ley, con una reserva del 3 % de pisos para personas con movilidad reducida. Estos pisos están adaptados para posibilitar la autonomía de las personas con diversidad funcional, que pueden solicitarlos siempre que su situación lo haga imprescindible y cumplan determinados requisitos.

Ayudas económicas para la accesibilidad de la vivienda

El Consorcio de la Vivienda otorga subvenciones para la rehabilitación del parque de viviendas de Barcelona. Uno de los programas prioritarios es la mejora de la accesibilidad mediante la instalación de ascensores y la supresión de barreras arquitectónicas en escaleras y vestíbulos.

Cesión de viviendas protegidas a entidades

Desde hace años, el Ayuntamiento de Barcelona ofrece la posibilidad de que entidades de personas con discapacidad intelectual o trastorno mental puedan ser adjudicatarias de pisos protegidos para llevar a cabo proyectos de vida independiente. Recientemente, se ha empezado a abrir este programa también a entidades de personas con sordoceguera.

Viviendas con servicios comunes

Barcelona cuenta con dos tipologías de viviendas con servicios comunes destinadas a personas con discapacidad. Los hogares con servicio de apoyo son servicios que se desarrollan en la estructura física de una vivienda ordinaria que constituye el domicilio habitual de las personas que lo habitan, y su objetivo es favorecer la máxima autonomía personal y social. Los hogares residencia son servicios de acogida residencial de carácter temporal o permanente sustitutivos del hogar que se prestan en un establecimiento y están dirigidos a personas con diversidad funcional que precisan de un hogar cuando se ha vuelto imposible o desaconsejable vivir en el suyo propio.

Servicios para la vida independiente

El Ayuntamiento de Barcelona ofrece varios recursos que permiten a las personas con discapacidad vivir de manera independiente. Por una parte, los servicios de la cartera de servicios sociales de Barcelona, que están destinados a toda la población de la ciudad con necesidades, incluidas las personas con diversidad funcional, y que ofrecen atención a domicilio, comidas a domicilio, teleasistencia y otros servicios de uso común. Por otra parte, el Servicio Municipal de Asistente Personal, un servicio que posibilita a las personas con discapacidad el desarrollo de las actividades que harían en ausencia de limitaciones funcionales, de modo que aumenta su autonomía e independencia.