El movimiento asociativo de la ciudad es tan diverso, agrupa a tantos colectivos, alrededor de tantas temáticas y especialidades, que para darlo a conocer como merece y atender a sus necesidades específicas, es necesario articular un programa que promueva su reconocimiento, su visibilidad y su fortalecimiento. Esta es la voluntad que vertebra el Associa’t.


El Associa’t es un proyecto marco para el fortalecimiento de las asociaciones de la ciudad. A través de diversas iniciativas se generan espacios de visibilidad y reconocimiento público de las asociaciones y procesos de formación, diálogo y creación de redes, que pueden contribuir al empoderamiento del tejido asociativo.

Associa’t a la Festa

El Associa’t a la Festa nace en 2015 como un replanteamiento de la tradicional muestra de entidades de la plaça de Catalunya durante las Fiestas de la Mercè: había que plantearse que el espacio de las entidades fuera pensado por las entidades mismas, y que las fiestas de la Mercè, de la ciudad, acogieran también una verdadera fiesta de las asociaciones. Y así, cada año participan más de 150 asociaciones, realizando actividades para mostrar de manera lúdica a la ciudadanía su actividad.

En sintonía, se desarrolla el Associa’t a la Comunicació, donde las asociaciones acuerdan, se preparan y lanzan colaborativamente la comunicación de los acontecimientos que tienen lugar durante el l’Associa’t a la Festa.

Esta coproducción ha dado lugar a nuevas oportunidades, como el Viver de Comunicació.

Viver de Comunicació

El Viver de Comunicació es una propuesta de empoderamiento de las asociaciones de Barcelona a través de la comunicación.

El Viver funciona tanto como espacio de aprendizaje en comunicación, como de plataforma de lanzamiento de campañas de comunicación colaborativas entre asociaciones. Además, también propone una línea para favorecer diálogos, enfocados a mejorar sinergias entre entidades, y una mejor relación entre las asociaciones y la administración municipal.

Cuando desde el Associa’t se habla de empoderamiento, se apunta a un fortalecimiento social, democrático y económico de las asociaciones. Y se trabaja para fortalecer a la asociación, no tanto en cuanto a su mera existencia (el hecho asociativo), sino apuntando a la relevancia de su proyecto asociativo: su acción comunitaria, su capacidad de transformación y de mejora de las condiciones de vida de las vecinas y los vecinos, y de generar cohesión social e inclusión.