El Servicio de Acción Comunitaria nace para potenciar y facilitar la acción comunitaria. Lo hacemos apoyando al asociacionismo, potenciando la red de equipamientos de proximidad y acompañando procesos de acción comunitaria en los barrios. ¿Queréis saber más?

Asociacionismo

Hay más de 5.000 asociaciones registradas en Barcelona. Los colectivos y asociaciones de la ciudad a menudo se unen para mejorar las condiciones de vida de los vecinos y las vecinas, y con su acción contribuyen a mejorar la calidad democrática de la ciudad, su cohesión e inclusión, su autonomía. Desde Acción Comunitaria los apoyamos para que alcancen estos objetivos: apoyo económico (subvenciones), apoyo a su visibilidad y reconocimiento (eventos como el Associa’t a la Festa), y actividades de formación y de construir red como el Associa’t. Continuad leyendo

Equipamientos de proximidad

La vida está en el barrio, en las comunidades. Los espacios de encuentro de las vecinas (como los casales de barrio, las bibliotecas y tantos otros) son espacios idóneos para que las iniciativas colectivas de ámbito comunitario tengan lugar y se desarrollen. Por eso, desde Acción Comunitaria los apoyamos, para que estos espacios crezcan como centros de acción comunitaria y transformadora. ¿Cómo lo hacemos? Por un lado, con asesoramiento y dinamización, se contribuye a dar forma a los proyectos de cada barrio, y que se creen espacios para que los vecinos y las vecinas participen. Por otro, favoreciendo el debate y la creación de conocimiento sobre cómo se puede contribuir a que los equipamientos de proximidad sean espacios motores y articuladores de la vida comunitaria. Continuad leyendo

Acción Comunitaria en los barrios

La ciudad posee una tradición de procesos impulsados desde la comunidad, y también desde el Ayuntamiento o de otros sectores, donde se trabaja colectivamente para mejorar las condiciones de un barrio o de una zona. El Servicio de Acción Comunitaria quiere acompañar y fortalecer los procesos existentes para potenciar su vertiente transformadora y favorecer el surgimiento de nuevos procesos que aporten cohesión y mejoras en los barrios.

¿Cómo? Por un lado, se potencian los Planes y procesos de desarrollo comunitario en 14 barrios de la ciudad, dándoles apoyo técnico y metodológico, o con la generación de espacios de trabajo; y, finalmente, se trabaja con distritos y áreas del Ayuntamiento para encontrar conjuntamente la mejor manera de impulsar procesos de este tipo en sus territorios y sectores. Continuad leyendo