“EN LAS PLAZAS!” Cultura, comunidad y espacio público en Granollers

Acción comunitaria. Desde septiembre del 2018 hasta marzo del 2019 publicamos cada mes la entrevista a los proyectos que han formado parte de la investigación "Acción Comunitaria y Medio abierto. Estudio de casos" (abril 2018)

Un estudio de caso en medio abierto en Granollers que propone un proceso de trabajo comunitario en el espacio público.

Desde septiembre del 2018 hasta marzo del 2019 publicamos cada mes la entrevista a los proyectos que han formado parte de la investigación “Acción Comunitaria y Medio abierto. Estudio de casos” (abril 2018) realizada por el educador social y activista cultural Antonio Alcántara por encargo de la Dirección de Acción Comunitaria del Ayuntamiento de Barcelona.

Este mes de septiembre publicamos la entrevista de la educadora Ariadna Estanque referente del proyecto “En las Plazas!” del municipio de Granollers.


“EN LAS PLAZAS!” Cultura, comunidad y espacio público en Granollers

Entrevistada: Ariadna Estany es educadora del equipo de acción comunitaria de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granollers y ha pasado por varios estadios y encargos dentro del proyecto.

¿Por qué surge la iniciativa?

El motivo es muy sencillo: en verano nosotros, como servicio municipal, teníamos poco trabajo. Todos los servicios y los recursos estaban cerrados y nosotros, como educadores de calle que éramos en su momento, paseábamos y comíamos pipas y veíamos que en las plazas no había gente. Nos preguntamos: “¿Qué pasa? Es que no se hacen actividades en las plazas? “. Pensamos que era una oportunidad muy potente para construir relaciones. Y alrededor del año 2011 comenzamos el proyecto.

¿Cuál es la finalidad del proyecto?

Lo que nosotros queremos es potenciar el espacio público para que sea más accesible y para que pasen cosas. Se trata de promocionar este espacio y que tengan lugar acciones socioculturales, se haga red, etcétera. Queremos aprovechar las características de la plaza para generar relaciones. El espacio público es un espacio de acceso universal en el que siempre encontramos colectivos diferentes.

Demasiado a menudo es sólo un espacio de coexistencia y continuamente nos preguntamos cómo hacer que lo sea de convivencia. Hacemos usos muy parcelados del espacio y lo que es difícil es interrelacionarse el y que haya convivencia y conocimiento mutuo. Esto es un proceso largo, un trabajo lento. Probablemente aquello a lo que podemos llegar no son las expectativas que tenemos. A veces hay que aterrizar un poco y es aquí donde nos damos cuenta de que tenemos que apuntar hacia unos objetivos algo más bajos.

Quienes son los destinatarios?

El público destinatario principal al que nos dirigimos de una manera clara es la infancia y la adolescencia. El impacto llega a otros colectivos diferentes, según el territorio. Lo que se procura es involucrar a todos los colectivos. Por lo tanto, los destinatarios indirectos son la gente que están en el espacio, las entidades vecinales, los grupos informales, las escuelas del barrio, etcétera. Para trabajar con niños encontramos que no hay tanta reticencia; es más fácil en comparación con otros colectivos, la mirada no está viciada. Con los niños, es todo más rápido, más real. Hemos detectado que los adultos cambian dinámicas cuando se hacen cosas con niños. Llegamos a los adultos y las familias a través de los pequeños y las pequeñas. Es un canal, para que todos queremos que los niños estén bien. Es la idea de poner en el centro los derechos de los niños.

Quién lo impulsa? La Administración, las entidades o los espacios de trabajo comunitario?

El impulsa el Ayuntamiento desde Servicios Sociales y en colaboración con otros servicios. Al principio hubo una colaboración por parte del servicio de Juventud, pero no es hasta la entrada del servicio de Cultura y la posterior apuesta a través del PAM que el proyecto crece. Es a partir de ese momento que se suman otros servicios del ayuntamiento como Educación, Participación y Juventud y se crea un espacio de trabajo transversal.

En general, se intentan aprovechar los espacios de trabajo comunitario que ya hay en el territorio, pero es complicado encontrar aliados en el proceso ya menudo depende del barrio donde aterrice el proyecto. La intención tampoco es crear estos espacios de nuevo, sino aprovechar los espacios que ya se están desarrollando en el territorio y tratar de crear sinergias.

¿Cuál es la metodología de trabajo?

Cada año hacemos cosas diferentes e intentamos mejorar. Priorizamos las acciones de proceso, que puedan tener sentido en cada barrio y que puedan ser vistas como oportunidad. En los últimos tres años hemos seguido esta línea:

  • Aterrizamos en un barrio y hacemos un pequeño diagnóstico (sociogramas, entrevistas, observaciones, etcétera). Hay una parte interna y una parte más participada en la que se realizan diferentes tipos de actividades, con diferentes colectivos, en diferentes espacios, etc.
  • A partir de los datos y los resultados, hacemos una propuesta de actividades que responda a los resultados obtenidos.

La idea es que todas las actividades que se realizan, siempre a partir del juego, tengan un componente de participación y autogestión, intentando evitar propuestas que sólo respondan al consumo de actividades. Así pues, se intenta potenciar que los niños y adolescentes sean creadores de actividades, productores de cultura, etc. Asimismo, siempre intentamos que las propuestas que se deriven promuevan la interrelación entre colectivos, la circulación por el barrio, el conocimiento de los recursos y espacios con alto valor, etc.

Las personas que utilizan el espacio público participan en decisiones que afectan al proyecto? ¿Cuáles son los mecanismos de participación en el proyecto?

Participan sobre todo en el diagnóstico y, como ejemplo, se puede poner el barrio de San Miguel. Hay una parte interna de trabajo técnico con colectivos específicos y otra parte a través de acciones en el espacio público. Eran los niños y las niñas quienes decidían qué se hacía en aquella plaza. Eran los que nos estaban diciendo que pasaba y que se hacía, También participan en la construcción y en la valoración.

¿Cuáles son los contenidos de trabajo? Hay alguna actividad estrella?

Cada año varían y no hay una actividad estrella. En general hay gran variedad de contenidos que se trabajan. Desde temas más artísticos como la música o el baile hasta disciplinas vinculadas al deporte o en las ciencias. La gracia del proyecto es que se trabaja de forma transversal entre diversos servicios lo cual implica que cada uno tiene afinidad y vinculación con diversos colectivos y eso aporta una gran riqueza al proyecto.

Se han realizado actividades vinculadas a temas científicos que han realizado diferentes institutos de la ciudad, actividades de fotografía realizadas por la asociación fotográfica del barrio de San Miguel, una gincana organizada por las diferentes entidades y colectivos del barrio, actividades de circo organizadas por grupos de jóvenes, actividades y juegos realizados por los niños de los centros abiertos de la ciudad, y procesos de diagnóstico, diseño y construcción de juegos realizados por los propios niños.

El “Artefacto” ha sido una de las actividades más elaboradas porque viene de un trabajo muy profundo en el barrio que se ha realizado con los niños. A través de las actividades de diagnóstico participado con los niños, a pie de plaza se extraen las conclusiones de lo que se quiere que pase en la plaza. El resultado son: juegos de agua, deportes y actividades infantiles. Estos tres temas se organizan y se materializan con la creación de 3 contenedores que contienen diferentes juegos vinculados al interés. Asimismo, el proceso incluye a los niños en tanto que son ellos mismos los que diseñan los juegos y ocupan a posteriori de montar y dinamizar los juegos. Así pues, cada contenedor contiene las piezas y los elementos necesarios para la construcción de estos juegos:

  • Deportes: tubos de PVC que se convierten en porterías, canastas de baloncesto, redes de bádminton, raquetas, pelotas, etcétera.
  • Juegos de agua: paraguas con un sistema hidráulico que sirve para hacer juegos de agua, pequeños juegos de agua hechos con materiales reciclados, esponjas, etcétera.
  • Juegos infantiles: tubos de PVC para construir una caseta infantil, telas, coches y juguetes de madera que han construido los niños mismos, etcétera.

¿Qué impacto tiene? ¿Qué pasaría si no existiera el proyecto? ¿Qué cambios tienen lugar en el ámbito personal? Y en el colectivo? Y en el comunitario?

Por la parte de Servicios Sociales, nuestro equipo dejaría de ser referente en el espacio público y en cuestiones de niños y de barrio. Perderíamos visibilidad de cara a la comunidad. Mucha gente nos conoce, sobre todo los niños. Costaría más poder llegar.

Desaparecería una plataforma para permitir la convivencia, un mecanismo para hacer barrio. Dejaría de haber espacios para que tengan lugar situaciones diferentes, un espacio en el que ocurra lo inédito.