El Arxiu Municipal de Barcelona inicia el tratamiento y la conservación de la documentación recogida en la Rambla

Memorial la Rambla. Empiezan los trabajos para preservar las ofrendas ciudadanas que completarán la memoria integral en que se está trabajando desde el día siguiente del atentado.

Desde el Archivo Municipal de Barcelona ya se están llevando a cabo tareas de limpieza y conservación preventiva de la documentación que se recogió la noche del 28 de agosto en la Rambla con el objetivo de configurar una memoria integral de la respuesta ciudadana a los atentados del pasado 17 de agosto.

Los técnicos del Arxiu Municipal de Barcelona y del Museu d’Història de Barcelona han iniciado la tarea de recuento y catalogación de todo lo que la ciudadanía y los visitantes de la ciudad depositaron en 149 puntos de la Rambla y que se recogió cuidadosamente hace un par de semanas.

Este trabajo de preservación de los elementos recogidos durante la noche del 28 al 29 de agosto tiene como propósito final dar una unidad a este fondo, que sea consultable a través de plataformas digitales, y que permita explicar a futuras generaciones el sentimiento y acciones de solidaridad que se generaron en la ciudad como respuesta al ataque terrorista.

Los trabajos principales que se están llevando a cabo en esta primera fase, que se extenderá hasta inicios del 2018, se centran en la limpieza y eliminación de elementos contaminantes en los documentos y objetos, especialmente para extraer la parafina de las velas y la suciedad que quedó pegada durante los días de exposición. En el caso del Arxiu Municipal de Barcelona, ​​se han recibido un total de 27 cajas con documentos escritos en diferentes lenguas y soportes, los cuales han sido depositados para su custodia en el Arxiu Contemporani de Barcelona donde se está realizando (aparte de la tarea de limpieza mencionada) un estudio de conservación preventivo y de consolidación de los documentos.

El tratamiento de conservación preventiva sirve para recuperar el máximo número de documentación en mal estado ya que la mayoría de documentos sufren deterioro y patologías típicas de haber sido expuestos en un espacio exterior, como son la suciedad, hongos, las manchas de humedad, las tintas desvanecidas o el viraje de color tanto en tintes como en el soporte. Debido a la exposición y convivencia con cirios y velas, muchos de los soportes muestran manchas, quemaduras, absorción de parafina y problemáticas vinculadas. También se han detectado otras patologías que han sufrido los documentos a raíz de la manipulación, tales como desgarros, arrugas, pliegues, etc. Este primer tratamiento de limpieza y conservación preventiva irá seguido del aplanamiento de los documentos y su acondicionamiento en sobres y carpetas para posteriormente proceder a su catalogación y digitalización.

El objetivo de todo este trabajo de tratamiento y conservación es disponer de la información más completa posible del tributo y la respuesta ciudadana al atentado que complete la memoria integral en que se está trabajando desde el día siguiente de los hechos, y de la que ya forma parte toda la documentación fotográfica y de vídeo, así como las firmas y dedicatorias recogidas tanto en el libro de condolencias físico como en el virtual que se activó.