Archivo Municipal del Distrito de Sants-Montjuïc

El Distrito de Sants-Montjuïc es el más extenso de Barcelona (182.000 habitantes); con una superficie de 2.090 hectáreas representa casi la quinta parte del término municipal de Barcelona. Agregado definitivamente a Barcelona el año 1897, esta heterogeneidad del territorio se traduce en una gran diversidad social y humana.

El Archivo Municipal del Distrito de Sants-Montjuïc nace con la consolidación de la democracia a principios de los años 80 del siglo XX, y la confluencia de dos procesos: la descentralización municipal con la creación de la red de archivos de Distrito el año 1988, y la voluntad de recuperación del patrimonio histórico de los antiguos pueblos y barrios del Plan|Llano de Barcelona.

Hoy es un servicio municipal de interés general en su dualidad administrativa e histórica, que conserva y custodia el patrimonio documental del Distrito, con especial sensibilidad hacia su memoria histórica, con vocación de presencia a la comunidad y en todo su tejido social al servicio del ciudadano.

Los fondos documentales que contiene en su configuración actual proceden del Archivo Histórico de Sants, de la Unión Excursionista de Cataluña-Sants (cedidos al Ayuntamiento de Barcelona el año 1987), de las Tenencias de Alcaldía, Juntas y Consejos Municipales de los antiguos Distritos II y VII, y de los Consejos del actual Distrito III de Sants-Montjuïc. También hay que mencionar la contribución que hacen entidades y particulares para enriquecer los fondos patrimoniales y de instituciones.

Más de 20 años de historia

En los más de 20 años de vida, el Archivo del Distrito de Sants-Montjuïc, a través de la red que conforma con los otros archivos de distrito, ha acercado todo tipo de testigos|testimonios en forma de documento no sólo al tradicional investigador, sino a cualquier persona interesada: se trata de una herramienta de uso administrativo, para el conocimiento del territorio donde vive, su barrio, sus orígenes personales ...

El derecho a la información como principio democrático supone el acceso libre de los ciudadanos a los archivos públicos y, sobre todo, a la documentación administrativa. El acceso se convierte en un derecho que otorga una nueva dimensión a los archivos al convertirles en un instrumento de control democrático, que permite el ejercicio de este derecho en el marco de la aplicación de los principios de publicidad, transparencia administrativa y participación ciudadana consagrados en el ordenamiento jurídico.

 

Datos de contacto del equipamiento