"Música oblidada. Compositors catalans del segle XIX": uno de los actos más especiales del centenario del AHCB

Centenario del AHCB. El día 19 de octubre el Archivo Histórico de la Ciudad hizo la presentación de un disco compacto y un concierto con el título Música olvidada. Compositores catalanes del siglo XIX en la Capilla de Santa Ágata del Museo de Historia de Barcelona.

Por primera vez el AHCB registra en un disco compacto 24 composiciones provenientes de sus fondos documentales.

El día 19 de octubre el Archivo Histórico de la Ciudad hizo la presentación de un disco compacto y un concierto con el título Música olvidada. Compositores catalanes del siglo XIX en la Capilla de Santa Ágata del Museo de Historia de Barcelona. Este ha sido uno de los actos más especiales del centenario del AHCB por haberse grabado el primer disco con partituras provenientes de sus fondos históricos y colecciones. La mezzosoprano Àngels Busquets y el pianista Josep Maria Gironell fueron los artífices tanto de la grabación como del concierto. La presentación del disco estuvo a cargo del director del AHCB, Xavier Tarraubella; de Àngels Busquets, en calidad de archivera e intérprete de las partituras; y los musicólogos Xavier Chavarria y Mònica Pagès, que contextualizaron la eclosión de una muy importante generación de compositores catalanes a finales del ochocientos, con nombres de la talla de Enric Morera o Felip Pradell, pero también destacaron que las partituras del Archivo han permitido conocer nombres prácticamente borrados de la historia de la música catalana.

Las partituras provienen de la propia colección de partituras del Archivo, de diferentes fondos personales, entre ellos el de Jacint Verdaguer, y, por último, de la publicación Feminal, de la Hemeroteca, suplemento mensual de La Ilustració Catalana, que publicó en sus páginas un número destacado de composiciones musicales.

En el concierto, que contó con la colaboración del actor Enric Arquimbau, se interpretó una selección de las 24 composiciones que incluye la grabación, un repertorio eminentemente de cámara que nos conecta con la cotidianidad musical de Barcelona en las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del XX. En definitiva, fue un reconocimiento a dos generaciones de compositores e intérpretes catalanes de actividad prolífica y maestría reconocidas, para que no queden en el olvido.