Somorrostro. Crónica visual de un barrio olvidado

Este es un libro único del Somorrostro realizado en 1958 por el fotógrafo Manel Gausa. Era un barrio que Barcelona quería olvidar y que no se podía fotografiar.
Martes, 9 Abril 2013
Somorrostro. Crònica visual d’un barri oblidat

Manel Gausa (Vic, 1933) llegó a la fotografía por casualidad el día en que le cayó en las manos una cámara Rolleiflex. Las fotografías del Somorrostro, de una calidad ya extraordinaria, fueron las primeras que tomó. Luego llegarían fotografías de teatro, hasta dedicarse ya plenamente a la fotografía publicitaria. Tiene publicado el libro de fotografías de escena Retrats d’una època, 1956-1966. Manel Gausa reside en Barcelona.

El Somorrostro fue un barrio de origen incierto situado en las playas de la Barceloneta, más allá de lo que es hoy el Hospital del Mar. Allí se congregó gente de distinta procedencia, los cuales vivían en chabolas en una situación muy degradada. Si todavía hoy es recordado quizá sea porque es donde nació la gran bailaora Carmen Amaya y donde se filmó la película Los Tarantos (1962). En 1966 el barrio fue arrasado coincidiendo con la visita del general Franco para presenciar unas maniobras militares.

Manel Gausa tuvo la ocasión de acudir un domingo al Somorrostro, animado por una compañera de la radio que estaba realizando servicios sociales precisamente ahí y quien se ofreció a acompañarle. Esto lo introdujo entre la gente de las chabolas, lo cual le permitió fotografiar cómodamente. Las fotografías son de un mismo día del año 1958, en plena época franquista.

«Todavía era de noche, no se veía la playa; además, un muro blanco lo impedía. Pasada esta barrera, aparecía una montaña de arena cubierta de fogones aquí y allí con gente calentándose, la cara medio escondida y tapada para protegerla del frío. Había gente durmiendo en el suelo o cobijada bajo una tienda hecha jirones; a un lado de la playa se alzaba un grupúsculo de chabolas construidas con ladrillos y cubiertas de uralita. Pensé que tuvo que haber algún tipo de control, puesto que todas ostentaban unos números muy grandes en la puerta.»

Estas espléndidas fotografías van acompañadas de un escrito personal del autor y un resumen de la historia del barrio a cargo de la historiadora Mercè Tatjer, editora del libro Barraques. La Barcelona informal del segle XX, publicado por el Museu d’Història de la Ciutat.

Ficha del libro