¿Ejerces violencia? ¿Quieres saber en qué grado?

Responde a estas preguntas de manera sincera. Según los resultados, piensa en buscar ayuda, pues puedes estar ejerciendo violencia machista hacia tu pareja.

PRIMERAS SEÑALES DE ALERTA:

  • Te parece que se arregla para provocar que otros hombres la miren.
  • Crees que te engaña a todas horas y que si estuviera siempre contigo eso no pasaría.
  • Sientes que no puedes vivir sin ella.
  • Sientes que si te dejara no podrías controlarte.

PARA ESTAR MÁS ALERTA:

  • Te enfadas cuando no te coge el teléfono.
  • Te pone nervioso no saber con quién está y qué hace.
  • Quieres controlar si habla con algún chico y, si lo hace, te pones celoso.
  • Pierdes el control y te dan ganas de pegarla, aunque finalmente no lo hagas.
  • Tienes ganas de gritarle para que entienda mejor cómo te hace sentir.
  • Crees que todo iría mejor si hiciera lo que tú necesitas.

ES MUY PREOCUPANTE:

  • La pegas, aunque después te arrepientas.
  • Siempre encuentras un motivo para justificar tus enfados.
  • Crees que es ella quien provoca las situaciones de tensión y las peleas.
  • Piensas que lo mejor viene después de una pelea, cuando hacéis las paces y la recompensas con regalos.
  • Si ella quiere dejar la relación, la amenazas para que no lo haga.
  • Te deja y la buscas desesperadamente hasta encontrarla, aunque esté en otra ciudad.