Barcelona es una ciudad amiga de los animales. Desde 1998 los protege y les da derechos, y ha sido pionera y referente para otras ciudades y municipios con respecto a la legislación a favor de los derechos de los animales.

Desde el Ayuntamiento, a través del Departamento de Bienestar Animal, se vela por garantizar estos derechos y el bienestar de los animales de compañía, para que puedan tener la calidad de vida deseable, especialmente los animales perdidos y abandonados de cuyo cuidado se ocupa el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB), hasta que se reencuentran con sus familias o pueden ser adoptados./p>

Al mismo tiempo, la ciudad dispone de una red de áreas de recreo para perros, donde las mascotas pueden correr, jugar y hacer sus necesidades. Esta red se encuentra en pleno desarrollo y el objetivo es que cada distrito disponga de un área de más de 700 metros cuadrados que permitirá favorecer la convivencia entre las personas, los animales y el entorno.

Es indispensable la colaboración ciudadana de los propietarios y las personas que cuidan de los perros, corresponsables de mantener los espacios públicos limpios y de tener actitudes cívicas para favorecer la convivencia con otros usuarios de la vía pública.

En este sentido, la tenencia responsable de animales de compañía en la ciudad de Barcelona comporta cumplir una serie de compromisos, tanto con el animal como con la sociedad.