Josep Clarà

Olot, 16 de diciembre de 1878 - Barcelona, 4 de noviembre de 1958

Josep Clarà i Ayats fue un escultor novecentista catalán. De familia humilde, estudió dibujo en Olot con Josep Berga i Boix y en la escuela de Bellas Artes de Tolosa de Languedoc.

En el año 1900 se trasladó a París, donde conoció a los escultores Aristides Maillol y Auguste Rodin. Su escultura La Diosa, representó el reconocimiento oficial de su talento. La amistad con la bailarina Isadora Duncan le permitió realizar sus dibujos más originales y espontáneos. Realizó también cabezas y retratos y cada vez dio más importancia a la luz y sus esculturas se simplificaron y se liberaron de todo sentimiento. Con esta nueva visión, en el año 1928 reinterpretó La Diosa y Serenidad (jardín de Montjuïc, Barcelona), y creó Reposo (Museo de Arte Moderno de Barcelona), que le valió la única medalla de honor de la Exposición Internacional de Barcelona (1929). En 1936 creó una de sus mejores obras, por su síntesis de simplicidad, luz y serenidad: Pujanza, y en 1941, Figura de mujer.

Clarà representa la reacción clasicista de raíz mediterránea ante el Modernismo de raíz germánica y el impresionismo de Rodin.

La gran parte del legado de sus obras están en el Museo de la Garrotxa en Olot y en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) en Barcelona.

Fuente: Enciclopèdia catalana y Wikipedia