Cine documental

El documental es tan antiguo como el cine mismo. Nació con una fuerte vocación de instrumento capaz de representar la realidad social, calidad que todavía hoy no ha perdido, aunque las formas de representación se han modificado a lo largo del tiempo. De la misma manera, las posibles definiciones del término documental también han ido cambiando.

En los años treinta se popularizó el uso del término documental gracias a un artículo publicado en The New York Sun por John Grierson —dedicado a la segunda película de Robert Flaherty, Moana —, en que se señalaba el surgimiento de una nueva práctica.

Últimamente, el documental se ha expandido notablemente gracias a las televisiones, al retorno de las proyecciones en las grandes pantallas y a los nuevos formatos digitales. Es un ámbito que está más activo que nunca. La calidad y la cantidad de los documentales exhibidos en festivales como DocsBarcelona es cada vez mayor, así como lo es el interés del público.

Este centro de interés presenta una aproximación al mundo del documental, con materiales en diferentes soportes, que puedes encontrar en la biblioteca. Incluye bibliografía de introducción teórica, con libros sobre los orígenes del cine documental y manuales que explican las claves del género. La parte más importante está formada por algunos de los mejores documentales que se han editado en nuestro país y también por grandes clásicos del cine documental, obras ejemplares por su originalidad temática o estética.

Enlaces relacionados: