La bicicleta en el transporte público

La bicicleta está permitida en el transporte público, en algunos casos en franjas horarias concretas que varían según los operadores. Como regla general, sin embargo, los horarios señalados quedan restringidos en función de las circunstancias concretas de cada convoy, de las aglomeraciones, etcétera.

Para una intermodalidad de la bicicleta, ten en cuenta que una bicicleta plegable será de gran utilidad para facilitar tu movilidad en el interior de las instalaciones y para minimizar el riesgo de molestar al resto de los usuarios.

Recuerda también que se pueden utilizar diversos transportes públicos enlazándolos con las bicicletas Bicing (>).

  • Se permite el transporte de bicicletas en los horarios siguientes:

    • Laborables solo de 5.00 a 7.00 horas, de 9.30 a 17.00 horas y desde las 20.30 horas hasta el fin del servicio.
    • Laborables, durante los meses de julio y agosto, durante todo el servicio.
    • Sábados, domingos y festivos.
  • Hay que utilizar los espacios destinados a las bicicletas. Fíjate en la señal que indica dónde deben ir las bicicletas mientras llega el convoy. Si ves que vas a molestar a los demás usuarios, espera al siguiente convoy.
  • Las bicicletas plegables se pueden llevar debidamente plegadas sin ninguna de las restricciones anteriormente mencionadas, siempre que no causen molestias al resto de los usuarios.
  • Se permite viajar con la bicicleta plegable, siempre que esté plegada, en el autobús.

Cercanías de Cataluña

  • Se permite el transporte de bicicletas en todas las líneas y sin limitaciones horarias siempre que la ocupación lo permita. La persona que lleve una bicicleta debe mantener en todo momento la atención necesaria para garantizar la seguridad y comodidad del resto de los pasajeros. Excepcionalmente, el personal de Renfe puede desautorizar su acceso a los trenes si hay una ocupación alta de viajeros.
  • Las bicicletas plegables se consideran equipaje de mano; por lo tanto, se pueden llevar plegadas siempre que no ocasionen molestias al resto de los pasajeros o desperfectos al propio material ferroviario.

FGC

  • Sin limitaciones, siempre que la ocupación de los trenes no haga modificar esta condición. Hay zonas especialmente habilitadas en los convoyes para las bicicletas.
  • Se pueden llevar siempre y cuando la capacidad en el tranvía en ese momento lo permita. Hay que evitar las horas punta. Hay espacios reservados para la colocación de las bicicletas en el interior de los tranvías.

Back to top