Pon en juego los valores del Castillo

La actividad se articula en base a juegos cooperativos que se desarrollan en cuatro zonas emblemáticas del Castillo de Montjuïc. A cada una de las zonas se le atribuye un valor central y otros que están muy relacionados con el mismo. En estos espacios, los niños y niñas tendrán que realizar una actividad que relacionará los hechos históricos que sucedieron con los distintos valores que se les han atribuido.

OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

• Conocer e identificar cuatro lugares distintos del Castillo de Montjuïc, así como la historia que se esconde tras sus muros, mediante juegos cooperativos, a fin de desarrollar la consciencia histórica y al mismo tiempo la consciencia ético-moral.

• Reconocer el Castillo de Montjuïc como herencia y legado de los antepasados y valorar el Castillo como elemento patrimonial de la ciudad de Barcelona.

• A través de diferentes juegos, identificar y poner en práctica los valores que favorecen la convivencia (respeto, justicia, solidaridad, civismo, tolerancia, participación, convivencia, compromiso, etc.) y desarrollar estrategias de resolución de conflictos utilizando el diálogo.

• Plantearse, identificar y resolver interrogantes sobre diferentes temas relevantes, como los derechos de los niños y los de los ciudadanos, o el respeto por la naturaleza, etc., a fin de impulsar la comprensión del mundo natural, social, físico y material.

• Reflexionar sobre los diferentes acontecimientos sucedidos en el Castillo, que son descubiertos gracias a los distintos juegos, y hacer una exposición argumentada de las propias opiniones, respetando siempre las opiniones de los demás.

• Disfrutar del proceso de aprendizaje gracias a la participación activa, ya sea de manera individual o en equipo.

 

COMPETENCIAS BÁSICAS

• Competencia social y ciudadana.

• Competencia de autonomía e iniciativa personal.

• Competencia de aprender a aprender.

 

CONTENIDOS

Monumento y Memoria Histórica:

• Conocimiento de los diferentes hechos históricos que han sucedido en Barcelona, e identificación del papel protagonista del Castillo de Montjuïc en momentos clave de la historia moderna y reciente de la ciudad.

• Valoración del Castillo como monumento patrimonial de la ciudad de Barcelona. Descubrimiento del patrimonio tangible e intangible.

La Montaña: El Castillo, cima de Montjuïc:

• Conocimiento de la riqueza del entorno del castillo, la montaña de Montjuïc, a través de su geología, sus parques, lugares emblemáticos y, sobre todo, a través de sus equipamientos culturales y deportivos y de los acontecimientos que tienen lugar en él.

La Ciudad: El Castillo, observatorio de Barcelona:

• Exploración de la ciudad de Barcelona, abordando aspectos clave relacionados con el pasado, presente y futuro de la ciudad: su urbanismo, la vida en sus barrios, las nuevas tendencias ciudadanas, el diseño y la creatividad...

Los valores:

• Identificación de los valores cívicos de las sociedades democráticas (respeto, tolerancia, participación, solidaridad, convivencia, compromiso, justicia, igualdad, libertad) y aplicación y asunción de los mismos en los diferentes juegos cooperativos.

• Reconocimiento del valor “justicia” gracias al conocimiento de los derechos y deberes individuales y colectivos recogidos en las declaraciones universales.

• Responsabilidad en el ejercicio de los derechos y deberes que corresponden a la persona como miembro de un grupo, aceptación de compromisos y asunción de responsabilidades en actividades del entorno.

• Conocimiento de los valores “solidaridad” y “trabajo en equipo” a través de la toma de consciencia de los diferentes grupos sociales a los que pertenezca el alumnado. Reconocimiento de la diversidad como elemento enriquecedor de la convivencia.

• Defensa y cuidado del entorno, valorando las repercusiones que tiene a nivel global la gestión local de los recursos, e identificando las buenas prácticas alternativas y estrategias de consumo responsable.

• Conocimiento del valor convivencia-ciudadanía, mediante juegos que fomenten la participación activa y el reconocimiento de las diferentes maneras de vivir, a través del diálogo y la reflexión, el desarrollo de la capacidad de escucha y también de expresión de opiniones y juicios de forma asertiva.