Memoria Popular del Mercado

Chocolatada - taller de memoria
2 Diciembre, 2016 - De 18:00 hasta 20:00

Lugar: Mercado de Sant Andreu de Palomar
Plaza del Mercadal, 41. Barcelona

En colaboración con: Instituto Municipal de Mercados de Barcelona (IMMB), Asociaciones Comerciantes Mercado de Sant Andreu del Palomar y Eje Comercial San Andrés
Coordina y produce: Cohabitar entrevista, Centro de arte de Fabra i Coats de Barcelona +
Asociaciones Comerciantes Mercado de San Andreu de Palomar

El trabajo de proximidad del Centro de arte de Fabra i Coats se basa, entre otros ejes, en el comercio de proximidad y de modelo de barrios; y también las memorias comunitarias. Además en el Centro de Arte esta expuesto el trabajo del Mercado de San Roque de Quito que visibiliza este mercado y las luchas por un modelo de ciudad sostenible durante 5 años.

El día 2 de diciembre, con motivo de las fiestas mayores de Sant Andreu, el mercado de San Andreu de la Palomera hace su tradicional chocolatada dentro de las fiestas. En colaboración con este evento, se propone un proyecto de intervención en el espacio del mercado para visibilizar las historias y memorias del mercado y del comercio de proximidad que tienen los vecinos y vecinas del barrio. Los mercados de proximidad son espacios comunitarios y sociales muy importante, que han marcado la vida del pueblo y del barrio. El Mercado de San Andreu será remodelado el año próximo y las paradas estarán en una sede temporal junto a Fabra i Coats. Debido a que el mercado se renovará, es importante recuperar el valor comunitario del mercado y ponerlo en relación al modo de comercio, de barrios y de vida de las ciudades.

Durante la chocolatada tendrá lugar un espacio dinamización de memorias y una pequeña exposición de materiales del Mercado de San Roque de Quito que se encuentran expuestos en el Centro de Arte. En el espacio de trabajo comunitario recopilaremos, entrevistaremos a personas y mostraremos las memorias e historias del mercado y del comercio de proximidad de San Andrés. Todo el material recogido se escaneará y expondrá dentro del mercado como un punto de memoria popular del mercado y el comercio que durará hasta Navidad.