Barcelona Cultura

LaFundició

LaFundició

25-06-2018

La Xarxa de comunitats de memòria en los territorios: primeros contactos y presentaciones

main photo

El trabajo que se ha desarrollado durante los primeros meses en los que se ha puesto en marcha la La Xarxa de comunitats de memòria tiene un carácter muy invisible: se trata principalmente de ir conociendo los agentes, las iniciativas y los intereses que, alrededor de la memoria, hay en la ciudad, y de ir tramando la red de colaboraciones y complicidades que permitirá arraigar los procesos de trabajo. Este arraigo dependerá de muchos factores, tales como la fortaleza del tejido social o los apoyos institucionales, pero es imprescindible para acabar desarrollando proyectos significativos y realmente participados en los territorios. Durante este tiempo, para iniciar este contacto, nos hemos dirigido, por un lado, a las Mesas de Memoria y a los distritos; y, por otro, a los Planes de Barrio, donde están siendo implementados.

Las Mesas de Memoria y los distritos

El objetivo de estos acercamientos no es sólo elaborar el mapeo de los territorios, sino también tejer relaciones en todos los territorios de Barcelona que finalmente puedan terminar construyendo conjuntamente la red que alimente procesos colectivos de creación artística vinculados a la memoria de la ciudad.

Así, y para hacernos una idea inicial de los rasgos específicos de cada territorio, se han hecho los primeros contactos con entes institucionales, organizaciones, colectivos y personas vinculadas a la memoria histórica, haciendo énfasis en la identificación de las Mesas o Ejes de Memoria ya existentes en los diversos distritos de la ciudad, como espacios de potencia desde los que se pueda hacer crecer la Xarxa de comunitats de memòria. En este sentido, se ha podido hacer la presentación del proyecto Xarxa de comunitats de memòria en las Tablas de Memoria de Sant Andreu, Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y, próximamente, en Nou Barris, Sant Martí, Gràcia y Sarrià-Sant Gervasi. Dependiendo del recorrido de cada mesa —algunas son de reciente creación— y de las sensibilidades de los distritos, se ha podido llegar a un entendimiento muy positivo con la organización conjunta de sesiones de mapeo colectivo —es el caso de Ciutat Vella. Además, en la actualidad, se ha establecido contacto con los distritos —regidurías y personal técnico dedicado a cultura y/o memoria— del Eixample, de Gràcia, Horta-Guinardó, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi o Sant Martí. En cada uno de estos espacios ha habido una puesta en común de los intereses y/o de los proyectos que se están impulsando —las rutas en el Eixample, la experiencia de convocar la primera mesa en Gracia, o las señaléticas y las conmemoraciones a Sants-Montjuïc y Nou Barris, por poner tan sólo algunos ejemplos—, y se ha buscado la manera de hacer el encaje con el proyecto.

Las entrevistas y presentaciones del proyecto en los distritos nos han permitido, por una parte, conocer mejor qué iniciativas se están poniendo en marcha desde la institución local que vinculan procesos de creación cultural y memoria; y, por otra, identificar personas y entidades con proyectos que podrían implicarse en procesos de trabajo como los que la Xarxa de comunitats de memòria tiene como objetivo impulsar, ya sea porque desarrollan metodologías cercanas a las de estos procesos de trabajo, o bien porque hacen una tarea historiográfica, memorial, cultural o social a la que se podría vincular. Una de las cuestiones más positivas de estos encuentros es la toma de conciencia de los territorios del propio trabajo hecho, que se pone en valor y coge consistencia y articulación cuando se elabora su relato. También, en alguna ocasión, desde la institución local, se ha valorado la potencialidad del proyecto para el impulso y el dinamismo en las mesas de memoria, y también para conectarse con otras experiencias de la ciudad. En esta fase del proceso, como proyecto, también se han afrontado las complejidades para comprender las implicaciones de vincularse con las instituciones locales que trabajan en el entorno de la memoria y de la cultura en la ciudad desde nuestra posición: partiendo de los distritos hasta las diferentes áreas del ICUB, y el programa de memoria del Comisionado de Memoria. Todo esto representa un entramado de mucha riqueza, pero que, al mismo tiempo, requiere un cierto tiempo para la comprensión y generación de espacios de diálogo.

Los Planes de Barrio

Actualmente, hay diez Planes de Barrio en marcha en Barcelona, que responden a la necesidad de revertir las desigualdades existentes entre barrios de la ciudad. Así, diferentes zonas de Barcelona cuentan con recursos e infraestructuras para trabajar en una intervención integral en los territorios, que comprende muchas áreas —desde urbanismo, hasta salud y cultura, pasando por educación y memoria, entre otros. Aparte de ponernos en contacto con los distritos de la ciudad, nos pareció oportuno contar con la complicidad de los equipos humanos de los diferentes Planes de Barrio: en primer lugar, por la aproximación más comunitaria que se hace del trabajo en el territorio; en segundo lugar, por los proyectos que se llevan a cabo; y, finalmente, por la agilidad en la coordinación, gracias a las figuras que coordinan los programas culturales y comunitarios de todos los Planes.

Así, durante los meses de diciembre y enero tuvimos una serie de encuentros con la mayor parte del equipo de coordinación de los Planes de Barrio, que nos explicaron cuál era su percepción de lo que se estaba desarrollando en cada territorio y de lo que desde el Plan de Barrio se quería impulsar en materia de memoria y cultura. Conjuntamente, también identificamos cuáles eran las cuestiones que causaban controversia o incluso las que quedaban olvidadas en las intervenciones que se hacían desde distrito o desde los mismos Planes de Barrio. Pudimos reunirnos con responsables de Trinitat Vella, Trinitat Nova, La Verneda y La Pau, Bon Pastor y Baró de Viver, Zona Nord, Roquetes, Raval Sud y Gòtic, El Besós y El Maresme, además de tener primeros contactos con coordinación de La Marina y de La Teixonera y Sant Genís dels Agudells.

Todas las reuniones han supuesto una aproximación al territorio muy valiosa, en tanto que nos han permitido conocer cuáles son las cuestiones que más interesan y preocupan a los barrios, y también su idiosincrasia, antes de ponernos en contacto con entidades, colectivos o personas concretas del territorio. A partir de estas conversaciones, también hemos conocido la diferente riqueza en los tejidos asociativos de cada barrio y de la orientación de las actuaciones y de los intereses en relación con memoria, cultura y patrimonio: a modo de ejemplo, en la Zona Nord y también en las dos Trinitats, la Vella y la Nova, hay todo un esfuerzo para trabajar la memoria del agua, vinculada sobre todo al proyecto de recuperación del Rec Comtal, y también proyectos para la elaboración de publicaciones o recopilaciones de memorias; en Trinitat Vella, en La Teixonera y Sant Genís, se está trabajando para la elaboración de archivos populares, con el acompañamiento de la entidad Observatorio de la Vida Cotidiana; en el Bon Pastor y Baró de Viver, se está impulsando el trabajo sobre la memoria obrera del barrio, vinculada a la Maquinista y a la patrimonialización de las casas baratas; y a Raval Sud y Gòtic y La Marina, la memoria y la cultura tienen un peso específico como proyectos motor de los planes de barrio, vinculada a la recuperación de Can 60 y el Borsí, y con la continuidad de proyectos como Som Marina o aquellos impulsados ​​por el CEM para reforzar la identidad del barrio.

Aparte de estos encuentros, y con la colaboración del Thomas Louvat —referente de programas de cultura y educación de los Planes de Barrio—, se ha podido presentar la Xarxa de comunitats de memòria en el Eje de Memoria de La Marina y participar en las últimas reuniones del Eje de Memoria de Trinitat Nova. Así es que, en la Marina, se pudo invitar las entidades, colectivos y personas del Eje a participar en la sesión de mapeo colectivo del distrito de Sants-Montjuïc del 3 de abril; y, en la Trinitat Nova, a conocer de primera mano parte del trabajo desarrollado por la Cooperativa Etcèteres con grupos pertenecientes a la vecindad.

LaFundició

LaFundició

25-06-2018
@CulturaVivaBcn
22-02-2019 13:52
Ja ha finalitzat el primer acte de les #JornadesCulturaViva19. 📺 Podeu recuperar el vídeo complet de "Fem possible… https://t.co/7Jk26kuCOa
@CulturaVivaBcn
22-02-2019 13:03
RT @LaVeinalTV: La Pepi Rafel, de la Coordinadora Barcelona Comunicació, formada per les 10 televisions de districte de la ciutat ens expli…
@CulturaVivaBcn
22-02-2019 12:50
RT @LaVeinalTV: ▶️ Una experiència interessantísima la que ens expliquen des de @OKMagdeburga d'Alemanya. Si les empreses poden crear mitja…