Barcelona Cultura

"Ahora mismo Barcelona no puede ni quiere competir con Londres o con Nueva York"

 

Conversamos con Conrad Llorens -Presidente de SUMMA - en el marco de la presentación del proyecto "Identidad y posicionamiento de Barcelona. Un relato coral ", donde la alcaldesa Ada Colau y todas las personas representantes de las entidades, instituciones, empresas y profesionales que han creado conjuntamente el nuevo proyecto de marca ciudad, presentaron la nueva alianza para la reputación de Barcelona. El acto, que tuvo lugar en el Disseny Hub, marca el inicio de una nueva manera de comunicar nuestra ciudad.

La semana pasada, en una entrevista que Lluís Bassat concedió al Museu del Disseny, el publicista dijo de que para mejorar la marca Barcelona, lo primero que tenía que mejorar es su producto. Siguiendo esta línea, ¿qué aspecto de Barcelona consideras que es más importante mejorar?

Barcelona es una marca muy potente, aunque se debe trabajar en mejorar muchos aspectos del producto para hacerlo más competitivo. Por eso es muy importante definir un relato que nos ayude a proyectar la identidad de Barcelona y todo lo que, como ciudad, puede ofrecer.

Hasta ahora no lo hemos tenido, lo que ha causado que la imagen que proyectamos sea a veces fragmentada, discontinua, parcial, descoordinada y más ligada a su atractivo turístico que a otros de sus fortalezas. Ahora mismo, el reto principal es continuar trabajando y consolidar todos los esfuerzos que se están haciendo en los últimos años por ser un referente en muchas áreas relacionadas con la innovación, el conocimiento, la ciencia y la tecnología.

La globalización y necesidad de las ciudades de diferenciarse unas de otras en el contexto actual han dado lugar a que ahora entendemos la comunicación de los lugares en clave de place branding. Barcelona ha cambiado mucho desde 1992, y también lo ha hecho su marca ciudad. ¿Qué era marca Barcelona en 92 y que es ahora?

Los Juegos Olímpicos y la transformación urbana que estos supusieron generaron un sentimiento de orgullo por parte de la ciudadanía que resultó en una percepción de marca-ciudad muy positiva, asociada a la creatividad, el dinamismo y la modernidad.

Barcelona ha evolucionado mucho desde entonces. Ahora tiene muchas capacidades que ha ido construyendo, así como también otros retos y oportunidades (el Mobile World Congress, el Integrated Systems Europe, iniciativas como el Barcelona Health Hub o el Plan Barcelona Ciencia, entre otros). Si bien parte de los públicos están informados, todavía hay aspectos de la Barcelona actual que no están suficientemente asociados a la marca ciudad. Por eso es importante que Barcelona defina qué quiere ser y cómo quiere ser percibida en el mundo. No sólo ahora, sino también en los próximos quince o veinte años.

Ahora mismo Barcelona no quiere ni puede competir con Londres o con Nueva York. Si bien, tiene un conjunto de capacidades y atributos que la hacen única. Por ello debe saber explotar mejor su identidad para consolidarse como una ciudad de referencia en el mundo, una ciudad donde todo el mundo pueda desarrollar sus proyectos vitales. En esto Barcelona puede y debe ser la mejor ciudad del mundo.

Las ciudades son marcas por naturaleza. Sabemos que para proyectar una marca es esencial construir una narrativa pregnant a su alrededor, pero ¿qué diferencia hay entre definir una marca ciudad y construir una narrativa o relato de ciudad?

Construir una narrativa de marca ciudad es muy complejo. En la percepción que los públicos tienen de una ciudad intervienen muchos factores: calidad del entorno urbano, infraestructuras, servicios públicos, historia, tejido empresarial ... y, naturalmente, uno de ellos es la identificación y orgullo de sus residentes con el territorio, así como la experiencia que generan con su interacción a todos aquellos que nos visitan por turismo, negocios o para vivir aquí.

Sintetizar todo ello en un mensaje sencillo es difícil, pero lo hemos conseguido. La clave para generar este relato comprensible inspirador ha sido conectar y agrupar un listado de atributos en pilares conceptuales transversales a todos los ámbitos: conexión, iniciativa, alma, contrastes, talento, compromiso y plasmarlos en un relato claro. En el caso de Barcelona, contar con este nuevo relato, que ya incorpora los atributos y las ambiciones que hoy tiene la ciudad y que ha sido planteado de manera colectiva, nos ayudará a comunicar la nueva realidad de la ciudad, a impulsar iniciativas en todos los ámbitos y crear sinergias.

Altres notícies

La Mobile Week Barcelona 2019 empieza en...

14/02/2019

El próximo jueves 14 de febrero a las 19 h, la tercera edición de la Mobile Week...

La gastronomía del futuro se cocina en D...

13/02/2019

Del 5 de marzo al 31 de mayo de 2019, llega al Disseny Hub Barcelona la tercera edición de ...

Design Beyond Technology: ¿Cómo diseñare...

13/02/2019

Del jueves 21 al viernes 22 de marzo del 2019, el Disseny Hub...

El Disseny Hub, uno de los protagonistas...

11/02/2019

- El estanque, convertido en una puerta para explorar el cosmos. En el estanque del Disseny Hub se proyectará...