Barcelona Cultura

Conrad Roset: "Hoy las redes sociales son tu carta de presentación"

Hablamos con el ilustrador Conrad Roset, el protagonista del ADGTalk del pasado 27 de febrero, en clave de cultura. Nacido en Terrassa en 1984, Conrad ha crecido rodeado de pinturas, Moleskine, musas y lápices de colores. Entendiendo el dibujo como su pasión y una constante en su vida, a lo largo de su trayectoria ha expuesto en galerías y museos como el MOCA de Virginia, el SopkeArt en San Francisco, el London Millas en Londres, el Tipos Infames en Madrid y el Artevistas i Miscelanea en Barcelona. Además, colabora como profesor de ilustración en la Escuela de Diseño BAU. Hoy hablamos con él sobre el presente y el futuro de la ilustración.

¿Cómo crees que afecta tu popularidad en la red a la percepción de tu trabajo?

Afecta mucho. Las redes sociales me han hecho poder alcanzar muchos proyectos que posiblemente no habría podido conseguir de otro modo porque no habría tenido tanta visibilidad, pero es verdad que cada vez les doy menos importancia en comparación a mis inicios. No debemos olvidar que las redes sociales son una herramienta de marketing y de estadísticas muy buena para tu trabajo y que hoy en día son tu carta de presentación.

¿Crees que hay un boom de la ilustración a raíz de la aparición de Instagram?

Creo que en cierto modo estamos en un boom de la ilustración, pero que este boom no es diferente a lo que han tenido otras disciplinas, como la fotografía, en Instagram. El motivo es que Instagram es una red social muy visual y, para cualquiera que trabaje a partir de la imagen (ilustradores, fotógrafos ...), es una plataforma de difusión muy interesante. Pero hay que saber trabajar bien.

¿Cuál es el papel de la ilustración en la creación de narrativas culturales?

La ilustración nos permite generar narrativas para definir, explicar y expandir la cultura. Es evidente que es un vehículo para la cultura. Si bien antes estaba más relacionada con la prensa tradicional y en las revistas, ahora forma cada vez más parte de nuestras vidas gracias a las redes sociales. Desde sus inicios, la ilustración ha sido un retrato de la sociedad o una herramienta para intentar cambiarla. A lo largo de la historia ha ido respondiendo a diferentes patrones estéticos y, de hecho, la ilustración más popular ahora mismo es la más crítica, de rápida ejecución y más vinculada a criticar el sistema.

¿Crees que con tu ilustración estás intentando lanzar una crítica social?

La verdad es que no. Depende mucho del proyecto, pero en general tengo una manera de trabajar donde siempre priorizo ​​la estética por encima de cualquier otro aspecto de la ilustración. Intento que mis ilustraciones sean siempre lo más bonitas posible bajo mi punto de vista. Y si por eso tengo que sacrificar parte del mensaje, lo hago.

Barcelona es una fuente de inspiración para ilustradores e ilustradoras de todo el mundo. ¿Qué elementos crees que lo han convertido en un atractor de talento para esta disciplina? ¿Qué hace que una ciudad sea inspiradora?

Pienso que es una ciudad que concentra talento porque se nutre de muchas sinergias en el ámbito creativo. A pesar de tener algunos problemas, como todas las ciudades, Barcelona es una ciudad muy agradable para trabajar, abierta y con espacios adecuados para los profesionales creativos. Su ecosistema creativo es muy rico y eso acompaña muy bien a la profesión de la ilustración porque ofrece muchas oportunidades.

Para terminar, ¿qué consejo darías a los que quieren dedicarse al mundo de la ilustración?

Desde que empecé, hace casi 10 años, las reglas del juego han cambiado un poco. Sin embargo, creo que lo más importante es un aspecto que a veces pasa desapercibido: hay que darle mucha importancia a las horas, a mejorar la técnica, a aprender anatomía y teoría del color, etc. Mi experiencia como profesor me dice que hay muchos alumnos que están empezando y que dan mucha importancia al mensaje que quieren transmitir, pero el primer paso es intentar ser técnicamente buenos. Es esencial entender en qué eres bueno y potenciarlo, y para hacerlo hay que dominar la técnica y conocerse bien a uno mismo y a tu estilo. Después, hay que moverse. Mi consejo sería que hay que trabajar mucho para tener calidad y, a la vez, ser inteligente para mover bien tu trabajo.

Si deseáis adentraros más en el mundo de la ilustración, no os perdáis la Feria de Creación Literaria, que tendrá lugar los días 15 y 16 de marzo en el Museo del Diseño de Barcelona en el marco del Flic Festival. ¿Aún no habéis adquirido vuestras entradas?

Altres notícies

IDD: El alma de los objetos con Mario Tr...

12/03/2019

“Para proyectar las ciudades del futuro, antes tenemos que proyectar las cosas del presente; así entenderemos mejor por qué vivimos en...

Conrad Roset: "Hoy las redes social...

12/03/2019

¿Cómo crees que afecta tu popularidad en la red a la percepción de tu trabajo?

Afecta mucho. Las redes...

FLIC: 3 ilustradoras que no te puedes pe...

07/03/2019

Con motivo de la novena edición del festival FLIC, que llega al...

La Reshape Exhibition revoluciona el tex...

07/03/2019

Del 14 de marzo hasta el 14 de abril, el Disseny Hub Barcelona acogerá la “Reshape Exhibition”, un evento temporal centrado en la...