Barcelona Cultura

Maurici Ginés: “Creo que no dejaremos indiferentes”

Del viernes 16 al domingo 18 de febrero, LlumBCN aterriza en el barrio del Poblenou por primera vez. Cinco años después de haber inaugurado BruumRuum!, la instalación lumínica interactiva ubicada a la plaza adyacente al Disseny Hub, sus creadores, los diseñadores David Torrents y Maurici Ginés, se reúnen otra vez para presentar Xiu Xiu, un espectáculo lumínico ideado específicamente para este festival. Con motivo de este evento, nos reunimos con ellos para hablar sobre sus visiones del Diseño y sus proyectos en común.

 

P) ¿Cuál es vuestra relación con el mundo del Diseño ?

David Torrents: Cuando eres pequeño, eres diseñador gráfico. Yo diseñaba revistas y hacía cosas que habitualmente hace un diseñador gráfico pero después, de mayor, cuando dije que quería serlo, me dí cuenta de que ya lo hacía. Hacía carteles, hacía cosas que los niños hacen cuando dibujan.

Maurici Ginés: Yo soy diseñador de iluminación y también hace muchos años que lo soy. Hubo un momento en el que dije que me quería dedicar a esto, aunque aquí en España no existía esta profesión. Y de eso ya hace más de veinte años.

 

P) ¿Cuánto tiempo lleváis colaborando conjuntamente?

M.G) Nos conocimos aquí, en el Disseny Hub. Yo hice el proyecto de iluminación de todo el edificio y había una propuesta de hacer un espacio interactivo fuera. En aquel momento le llamábamos un “grafismo luminoso”. Como es diseñador gráfico, a David le pidieron que trabajara el grafismo y entonces fue como un circulo que se cerró.

D.T) Es interesante preguntarse: ¿por qué un diseñador gráfico? ¿Cómo hace un espacio exterior un diseñador gráfico? Habitualmente, debería hacerlo un arquitecto. Cuando me dijeron que montara el equipo, me pareció natural que lo hiciera la persona que ya estaba dentro del proyecto. Porque, además, de entrada, el ya decía en su proyecto que estaria bien que hubiese una obra fuera. La dirección del Museo, porque en aquel momento todavia no había dirección del Hub, pidió que hubiese un diseñador de lo llevara. Y lo interesante del caso es que pidieron un diseñador gráfico. A partir de aquí, se creó una confluencia muy extraña y muy positiva.

M.G) Cuando nos unimos, yo ya tenía experiencia en hacer cosas que no eran iguales, pero que sí iban en una línea similar. Había hecho El Molino y, con Eulàlia Valldosera, habíamos hecho, en la Expo de Zaragoza, una pieza en una fachada trabajando con leds. Asó que tenia bastante experiencia trabajando en este campo.

D.T) Lo interesante es que nosotros ahora podríamos comenzar a hablar de nuestra vida profesional por separado, pero esto pasó hace cinco años y ahora vuelve a pasar. Es decir, ahora, nos hemos vuelto a juntar para hacer la instalación del mapping, del Xiu Xiu. Desde entonces habíamos intentado contactar, hacer cosas juntos...

 

P) ¿Y ahora es esta oportunidad?

M.G) Sí, porque nace un poco de esta continuidad. Del planteamiento del BruumRuum! ha nacido este Xiu Xiu.

 

P) ¿Cómo veis el futuro del Diseño en Barcelona?

D.T) Absolutamente positivo, y más aún teniendo elementos como este que estan haciendo gratis. Es un punto de encuentro de muchos de los interlocutores que hay en el mundo del diseño de Barcelona. Por lo tanto, es positivo por de dónde venimos, pero complejo, porque hay unos líos...

M.G) Creo que hay una inquietud muy positiva de hacer cosas, de crecer, de seguir experimentando. Hay una base muy sólida de muchos años de diseño catalán, que está muy arraigada, y la inquietud es muy fuerte. El panorama es un poco incierto.

D.T) Venimos de situaciones inciertas, y una de las cosas que siempre piensas es que las situaciones extrañas que pasan en esta zona de la península, por decirlo así, a veces quizás pasan porque no vienen de arriba, sino que vienen de debajo.

M.G) Una de las cosas por las cuáles David y yo tenemos relación es porque todo lo vamos trabajando nosotros. Tanto en su caso como en el mío, somos gente que viene del día a día, de la lucha de creer en nosotros mismos para conseguir las cosas. Es agotador, pero bien, tenemos esta fuerza. Porque entendemos esta fuerza de cada uno.

 

P) Si tuvierais que elegir un diseñador de referencia, ¿cuál sería?

D.T) Siempre defenderé a Peret. Es un diseñador que fue mi referente cuando era joven.

M.G) Yo voy más al mundo de la iluminación y me gusta mucho hablar de gente que está trabajando, que está haciendo carrera. Para mi, una persona interesante a este nivel es Antoni Arola: por cómo trabaja la luz, por cómo trabaja el objeto y como persona.

 

P) ¿Y eligiendo una pieza de diseño, coincidís?

D.T) Hace tiempo que lo pienso. Si hablo del Museu, elegiría la aceitera de Rafael Marquina, pero también mencionaria un objeto que echo de menos, que no ha inventado nadie de aquí: una grapadora. Pienso que es muy interesante que usemos la grapadora en este edificio y que no haya una en el Museu. No se si hay un diseño especial de nuestra cultura del cual estar orgullosos. Respecto al diseño gráfico, elegiría los carteles de Mariscal, porque de pequeño eran las cosas que veía en la calle. Recuerdo también los carteles de la Movida Madrileña.

M.G) La [Montesa] Impala también es un diseño muy catalán. Me gusta mucho porque es como ir a contracorriente. Lo de tener el cambio al revés era la prueba de que ya querían hacer las cosas diferentes. Creo que es de Milà. Después, también me gustan mucho los ceniceros de André Ricard. De lámparas, destacaría la TBM: creo que es una pieza muy bien lograda.

 

P) ¿Qué opináis del Disseny Hub ? ¿Es un referente en el mundo del diseño y de la innovación?

D.T) Maurici y yo nos encontramos a los inicios del Hub cuando sale el BruumRuum!, y cinco años más tarde, nos volvemos a encontrar con el  Xiu Xiu. Son dos experiencias muy importantes para mi, que nos conectan aquí al Hub. En el ámbito ciudadano, el Hub es absolutamente importante y relevante. No solo por lo que tiene como edificio, sino por quién está alojando. Creo que la tarea que está haciendo el Museu del Disseny es muy importante, y sin ninguna duda, también lo es la tarea del FAD. Yo soy del FAD y creo mucho en ello. La del BCD también es muy importante, porque toda la red empresarial y asociativa tiene que estar conectada. A nivel personal, pienso que funciona muy bien y que está dando mucho a todo el mundo.

M.G) Creo que el Hub está realizando una buena tarea. Lo que pasa es que hay decisiones que han costado de digerir aquí en Barcelona, como la agrupación de ciertos museos, el hecho de llevar aquí al FAD… La ciudad ha tenido que entender que es un amigo. Creo que ha estado un acierto. Es un espacio bien ubicado, que invita a compartir y a desarrollar, pero es cierto que no toda Barcelona sabe lo que está haciendo el Hub. Aún le hace falta comunicar o explicar qué está haciendo con hechos y con palabras. Me gusta lo que estan haciendo, me gusta el espacio y como estuve implicado en la creación del proyecto, estoy muy vinculado a él y creo que es un buen punto de vinculación del Diseño. Y dentro, hay el FAD, que de alguna manera... es increíble. Tiene tanta capacidad, tanta gente válida que ha estado vinculada con él, que creo que hay que trabajar para que esto se mantenga.

 

P) ¿Qué proyectos de vuestra trayectoria destacaríais?

D.T) No puedo esconder el hecho que estoy muy orgulloso de haber trabajado con Maurici y de haber hecho juntos BruumRuum! hace cinco años. He hecho proyectos en el extranjero, a nivel personal, pero este, no lo puedo esconder. Estoy muy contento de él. El hecho de hacer el único espacio público interactivo en Barcelona y de poder ponerte esta etiqueta… Después, Xiu Xiu es interesante por todo lo que puede llegar a aportarme. Y muchas de las cosas que me han ido pasando este año están relacionadas con el Hub. Ahora me han invitado a ser curador, comisario. Lo tengo que decir con modestia, porque son exposiciones pequeñas de cartelismo, en las cuáles no hay una profundidad conceptual, pero estos dos últimos años he podido organizar dos exposiciones de cartelismo relacionadas con la ciudad. Esto ha pasado gracias a Marc Martí y también gracias a BCD. Todo pasa en el Hub, otra vez.

M.G) Yo ya había hecho alguna otra pieza similar en Teruel, muy complejo en aquel momento porque no existía la tecnología y se tuvo que crear. Pero a mi, lo que me gusta mucho son los espacios que tienen contenido. Creo que BruumRuum! llenó un vacío de contenido. Barcelona no se estaba cuidando de ciertas cosas y creo que es uno de esos espacios en los cuáles puedes llevar a alguien para enseñarle la ciudad, y puedes comunicar la ciudad de noche, que creo que es una cosa que faltaba. Fue una experiencia muy interesante, es una cosa que se mantiene y que todavía está durando, cosa que al Ajuntament le daba mucho miedo. Ahora, con Xiu Xiu, es como si este contenido todavía se exhalara más y llegase a vincularla con lo que es la verticalidad del Museu. Siempre he trabajado con leds y es el primer mapping que hacemos y estoy muy contento y emocionado.

D.T) El Hub está poniendo en contacto a mucha gente. Nosotros somos un claro ejemplo de ello: un diseñador gráfico que está abierto a muchas cosas y un diseñador de iluminación que esté relacionado con un aspecto profesional como el mío, normalmente no pasa. Y aquí, nos ha conectado. No es casualidad: pasa porque tiene que pasar. Aquí, en esta casa, se están haciendo bien las cosas. ¿Hay errores? Seguramente, pero se están haciendo muy bien las cosas.

 

P) Hace un momento, hablábais de BruumRuum!, ¿cómo surgió la idea de crearlo?

D.T) Maurici ya la estaba provocando. Hubiese sido un error gravísimo que, en el momento en el que me piden directamente que me encargue del proyecto, este no hubiese podido pasar por su parte. Maurici ya estaba provocando la situación para que esto pasase. Cuando me llaman diciendo: “Queremos un diseñador gráfico que haga un espacio interactivo fuera, al lado del Hub”, ya se estaban dando las condiciones para que eso pasase. ¿Qué nos pedían? Que estuviera relacionado con la luz, y había la posibilidad de que fuera interactivo. En aquel momento, ya había una conexión. Cuando hablamos juntos, lo hacemos de luz, de sonido, de interacción, y yo añado la palabra onomatopeias. Uno de estos elementos, Maurici ya lo lleva porque es el suyo. El sonido es quizás un elemento que añadimos los dos juntos. Yo traigo las onomatopeyas y todo junto crea esto: un espacio interactivo que llamamos BruumRuum!, en el que la gente puede gritar y el espacio interactúa. Es un espacio público que escucha a la gente.

M.G) Yo venía de una situación que no había podido ser: que la fachada del Molino fuera interactiva. Cuando surgió la situación de BruumRuum!, se trata de un elemento que a mi me interesaba continuar desarrollando, y David, con su mundo gráfico, el mundo de la onomatopeya, que es una cosa que venía trabajando, creó una situación que se dió muy fácilmente.

 

P) ¿Qué nos podéis explicar de Xiu Xiu?

D.T) Xiu Xiu es lo que tenia que pasar y que nosotros intentábamos que pasase, pero quizás por nuestras situaciones personales y profesionales no sucedía nunca. Recuerdo haber comido juntos hablando de lo que teníamos que hacer, hasta que finalmente se ponen en contacto con nosotros des del Ajuntament. Ya sabíamos que queríamos, tarde o temprano, darle protagonismo a este espacio de la ciudad en el momento en el que se hace LlumBCN.

M.G) Sí, lo estábamos buscando. Es curioso porque la buscábamos desde dos caminos distintos, esta conexión con LlumBCN.

D.T) El Ajuntament es quién lo provoca. Dice: “Queremos que hagáis una actividad en LlumBCN”. Nosotros decimos que sí, y en el momento en el cual nos dicen el espacio, lo entendemos: si tenemos el suelo, cosa que no resulta tan habitual, pues vamos a conectarlo con la pared. Con Xiu Xiu, lo que está pasando es que tampoco nos ha costado mucho llegar hasta aquí, pero recuerdo dos posibilidades. Podíamos hacer una cosa totalmente interactiva y dejarla. Pero ya que teníamos la oportunidad de hacer las dos cosas, podíamos hacer lo que todo el mundo hace, un mapping que en principio durará seis minutos, y un interactivo, que será de suelo y pared, de unos 15-20 minutos.

M.G) Entre cada pase de mapping habrá este interactivo. Xiu Xiu es una manera de dar más contenido. El mapping es una herramienta un poco banal o un poco demasiado comercial. Lo que queríamos explicar es una historia a través de este mapping. Y creo que está saliendo una cosa un poco abstracta, pero la intención es que sea innovador y que pueda generar diálogo. Es importante hacer cosas que lo generen. Es una cosa que gustará mucho o que no gustará nada, pero creo que no dejaremos indiferentes. Será una experiencia efímera muy interesante.

D.T) Básicamente, por el nombre, hemos hecho BruumRuum! y Xiu Xiu. Hemos vuelto a jugar con las onomatopeyas, hemos explicado una historia con ellas. Se supone que estarán pasando en el suelo porque la gente gritará en el momento de la interacción, pero cuando haya el mapping estará relacionado con el mundo de los gritos y de los sonidos visuales y escuchados.

M.G) La mayoría de la sonorización está hecha con un beatboxer. No es beatbox, pero ya había hecho algún proyecto anterior en el que trabajaba la luz y el sonido y un gran porcentaje de la sonorizadora de API, su esencia, es la voz. A partir de aquí, se trabaja, se distorsiona, pero será interesante porque todo es muy esencial.

D.T) El tema es que no sólo sea el movimiento del edificio, ver cómo da volteretas, sinó lo que decía Maurici. Ver como desaparece, vuelve a aparecer, pero haber entendido algo. Esperamos que se entienda. Todos los que estamos implicados esperamos que cuando la gente venga, vea y experimente la sensación de haber entendido algo.

M.G) La gráfica que ha trabajado David es muy potente y engancha muy bien con la música, con la sonorización y con la historia que creamos. Creo que será interesante.

 

P) Para acabar… ¿Qué opináis del cambio de ubicación de LlumBCN?

D.T) Muchas cosas estan pasando en el Poblenou y está muy bien que no pase todo en el centro. Me encanta mi ciudad. Creo que esto lo comparto con mucha gente, pero el Poblenou tiene que ser otro vínculo con el contexto artístico de la ciudad. Que lo és, pero quizás no se están haciendo suficientes actividades. O se están haciendo, pero no se transmiten suficientemente al público. Y espero que esta vez sí lo consigan.

M.G) Poblenou debería tener más presencia. No sólo con oficinas, ni con el 22@, sino también con el ámbito artístico. Me parece muy bien. Me parece que tenía que ser así. Estaba contento del centro, porque ya tenían hecha la señalética de toda la distribución de noche. Habían hecho unas cadenitas que llevaban diferentes códigos de colores. Se hicieron para un año de forma efímera, y luego se quedaron porque funcionó. No sé ahora qué pasará, cómo la llevarán hasta aquí.

 

Altres notícies

Creadores y artistas innovadores expondr...

19/02/2018

A partir del 7 de abril, llega al Poblenou La Pionera, un nuevo ‘market’ de fin de semana para...

El Disseny Hub acoge un curso para diseñ...

15/02/2018

En un mundo laboral frenético, cada vez más centrado en la innovación, la atracción y la retención de talento es...

Maurici Ginés: “Creo que no dejaremos in...

13/02/2018

Del viernes 16 al domingo 18 de febrero, LlumBCN aterriza en el barrio del Poblenou por primera vez. Cinco años...

Llum BCN transforma la fachada del Disse...

09/02/2018

Con motivo de la séptima edición de Llum BCN, que...