El nuevo Centro de Atención y Seguimiento de las Drogodependencias Baluard ofrecerá un servicio integral a los usuarios

Las obras para trasladar, durante la primavera del 2017, el Centro de Atención y Seguimiento (CAS) de las Drogodependencias Baluard al edificio Peracamps, en la avenida de las Drassanes, ya están en marcha. La nueva ubicación permitirá ofrecer toda la cartera de servicios necesarios, desde la primera atención y la reducción de daños hasta programas de tratamiento.

El edificio tendrá un total de 530 metros cuadrados, el doble que el actual, que se distribuirán en dos plantas y un subterráneo. El centro mantendrá el espacio de reducción de daños, con la sala de venopunción, un espacio de duchas y la sala de calor y café, pero también incorporará servicios de tratamiento de las adicciones, con programas y talleres. “Apostamos por un modelo integral en el abordaje de las drogodependencias. Con el traslado tendremos las dos piezas clave que deben incluir estos equipamientos“, ha explicado la comisionada de Salud, Gemma Tarafa.

Desde el Ayuntamiento se han puesto en marcha diversos dispositivos para acompañar al vecindario en el proceso del traslado. Se ha creado una comisión de seguimiento formada por entidades y agentes de la zona, un plan de comunicación dirigido a los actores del entorno y también se ha activado el Servicio de Intervención del Espacio Público. “Estamos convencidos de que es una ganancia para el barrio y para los usuarios de la Sala Baluard. Tenemos que priorizar el derecho a la salud, y eso es perfectamente compaginable con tener unas dinámicas en el espacio público con las que todo el mundo se sienta cómodo”, ha añadido la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin.

La Sala Baluard, que actualmente se encuentra en el recinto histórico de las Drassanes Reials, recibe a unos 300 usuarios al mes, y en el primer semestre del 2016 ya han pasado por el servicio 1.276 personas. El traslado del centro es una de las medidas previstas en la reordenación de servicios sanitarios en Ciutat Vella, que comporta mejorar los servicios y acercarlos a la ciudadanía. El Museo Marítimo recuperará el baluarte de la muralla cuando se ejecute el traslado del centro.

La ciudad dispone de catorce centros de atención y seguimiento a las drogodependencias, siete de los cuales ofrecen la cartera de servicios completa.

Más info

Ayuntamiento de BarcelonaÁrea de Derechos SocialesContactaAviso legal Accessibilidad