Encuesta de condiciones de vida del área metropolitana

La reactivación económica y la disminución del paro de los últimos años han hecho que se reduzca el volumen de población de la ciudad en riesgo de pobreza un 5 % con respecto al 2011. Los colectivos más afectados son los parados, las mujeres, las personas que viven solas y las que nacieron fuera de España. La protección social evita, con pensiones y prestaciones sociales, que haya el doble de familias en situación de riesgo.

La Encuesta de condiciones de vida 2016 permite realizar una radiografía de la calidad de vida de los 3.200.000 ciudadanos de los 36 municipios del área metropolitana de Barcelona, a partir de información anual sobre la renta, las condiciones económicas de los hogares, la composición de la pobreza y la exclusión social.

En Barcelona, con una renta anual neta media por hogar de 34.981 euros, el número de personas en riesgo de pobreza se ha reducido un 5 % entre el año 2011 y el 2016. Todavía, sin embargo, afecta a un 15,4 % de los vecinos y las vecinas, cifra que aumenta hasta el 18,4 % en el caso del área metropolitana, un total de 578.900 personas.

Entre las carencias materiales predominantes, el 35 % de los ciudadanos no pueden hacer frente a gastos imprevistos, y tres de cada diez no se pueden permitir ir de vacaciones al menos una semana al año. En cambio, se ha reducido del 12,1 % al 7,3 % el número de hogares que no pueden mantener la vivienda a una temperatura adecuada y del 14,3 % al 8,1 % las familias que tienen atrasos en el pagos de recibos.

Uno de los principales factores de estrés económico es el pago del alquiler, que afecta a un 14 % más de hogares con respecto al 2011. Hoy, más del 50 % de los inquilinos destinan el 40 % de sus ingresos a costes asociados a la vivienda.

Prestaciones y ayudas sociales, necesarias para contener la pobreza

La encuesta sirve para determinar los colectivos más vulnerables y concretar las políticas públicas, especialmente con relación a la vivienda, la inclusión, la garantía de rentas y salarios. Además, constata que la protección social (pensiones, prestaciones sociales, etc.) permite contener los índices de pobreza y reducir el número de familias en riesgo en más de un 50 % en el área metropolitana de Barcelona, y hasta un 62 % en la ciudad de Barcelona.

Con respecto a los colectivos más vulnerables de la ciudad, el 45,7 % de los ciudadanos en situación de riesgo de pobreza están en el paro, un 13 % jubilados y el 12,5 % son menores de 16 años. Tres de cada diez de estas personas viven solas y el 31 % nacieron fuera de España.

La Encuesta de condiciones de vida 2016 del Área Metropolitana de Barcelona ha sido realizada por el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona.

Más info

Ayuntamiento de BarcelonaÁrea de Derechos SocialesContactaAviso legal Accessibilidad