Un censo de pisos vacíos para captar viviendas para la bolsa de alquiler

El Ayuntamiento ha empezado el trabajo de campo para elaborar un censo de viviendas vacías con el objetivo de garantizar el derecho a la vivienda y aumentar el número de pisos de la bolsa de alquiler. También se registran los solares disponibles para construir viviendas.

El objetivo es detectar viviendas vacías y sin uso para que los propietarios las puedan incorporar a la bolsa de alquiler. El trabajo de campo se ha empezado en una primera fase en los barrios de la Trinitat Nova, el Bon Pastor, Baró de Viver y el Besòs y el Maresme, y después se seguirá por Gràcia y el Raval.

Esta primera fase, que se tiene que completar en unos seis meses, la lleva a cabo un equipo de quince personas contratadas mediante los planes de empleo de Barcelona Activa, que son las encargadas de efectuar las visitas a los pisos que aparentemente están desocupados.

Un método innovador

El equipo de trabajo visita los inmuebles de una lista obtenida de cruzar la información del padrón, el catastro y los datos que ha facilitado Aigües de Barcelona sobre el suministro de agua. El trabajo de campo consiste en visitar, uno a uno, los pisos de la lista para comprobar que están desocupados. Si es necesario, se pueden llegar a realizar hasta cinco visitas, además de contactar con los vecinos de la zona.

Ampliar la bolsa de alquiler

Este es el principal objetivo del proyecto: una vez se detecte una vivienda en desuso, el Ayuntamiento contactará con el propietario para ofrecerle la posibilidad de incorporarlo a la bolsa de alquiler. Los propietarios que lo hagan podrán obtener una serie de beneficios, como la garantía de cobro del alquiler o ayudas para la rehabilitación de hasta 15.000 euros, entre otros.

Ayuntamiento de BarcelonaÁrea de Derechos SocialesContactaAviso legal Accessibilidad