Áreas de juego infantil

¿Qué son?

El juego es una actividad vital para el niño. Jugar es imprescindible para el buen desarrollo físico, emocional, social e intelectual. Con el juego el niño se expresa, se comunica y descubre todo lo que le rodea mientras interactúa con su entorno. Por este motivo, los niños deben disponer de las instalaciones necesarias para poder jugar en el espacio público.

La ciudad de Barcelona dispone de más de 800 espacios públicos dedicados al juego infantil. Estos espacios o áreas de juego infantil se encuentran en parques, jardines y plazas. Tienen formas y medidas diferentes y se han concebido siguiendo unos criterios generales unitarios basados en la seguridad de los niños, el fomento de su sociabilidad, la distribución equitativa del territorio y la uniformidad de la calidad.

Las áreas de juego infantil se señalizan con rótulos, en los que se indica el uso al que está dedicado el espacio y las franjas de edad de los usuarios a los que están destinados los juegos instalados. Por tanto, se clasifican en áreas para niños y niñas de 0 a 5 años, de 6 a 12 años y para mayores de 12 años. Algunas áreas son mixtas, con juegos para las dos primeras franjas de edad. Barcelona cuenta también con áreas de juego infantil accesibles e inclusivas, al alcance de todos los niños y niñas independientemente de sus capacidades.

Localización de las àreas infantiles

 

Seguridad y accesibilidad

En los últimos años, diferentes instancias europeas han estudiado y regulado la configuración de los espacios de juego infantil y su seguridad, con el objetivo de garantizar el derecho al juego y evitar, en la medida de lo posible, los accidentes y otros imprevistos que puedan poner en peligro la integridad de los niños.

El "Pliego de Prescripciones Técnicas de Parques y Jardines para el Diseño, Ejecución y Recepción de las Áreas de Juego Infantil" se ajusta a las normas UNE-EN 1176 (1 a 7) sobre las condiciones de seguridad de los diferentes equipamientos de juego y UNE-EN 1177 sobre las condiciones de seguridad de los pavimentos amortiguadores que los soportan.

 

¿Cómo son?

Los juegos que encontramos en las áreas de juego infantil se seleccionan teniendo en cuenta las posibilidades de participación individual y colectiva que ofrecen a los niños y niñas. No son excesivamente figurativos para no personalizar o identificar el juego con mensajes concretos, y se escogen elementos que permitan a los niños, con su potencial imaginativo, dar personalidad y contenido al juego.

Se favorece la presencia de juegos que puedan utilizar todos los niños y niñas, integrando de este modo a los que tienen dificultades. También se intentan evitar aquellos juegos que, de alguna manera, pudieran fomentar la agresividad y la violencia. Las dimensiones y el grado de dificultad de los juegos varían en función de las diferentes franjas de edad a las que están destinados: hasta 5 años, de 6 a 12 años y mayores de 12 años.

Hasta 5 años

En estas áreas, los areneros son un elemento importante de juego, sobre todo para los más menudos. Es un lugar de estrecha relación, donde los niños y niñas se pueden sentar tranquilamente en el suelo y hacer engrudos con la arena y la ayuda de una pala y un cubo, o sencillamente con las mans.

En estas áreas de juego, además de las zonas de arena, también hay columpios, toboganes, muelles, juegos de mesa y juegos de tierra y agua. Asimismo, cuentan con escondites que evocan casitas, tiendas y castillos, con un diseño no figurativo, que favorecen los juegos de rol.

De 6 a 12 años

A los 6 años el niño empieza a ser atrevido, por lo que los juegos activos y de trepar tienen un gran protagonismo. Igual que en las áreas de los niños y niñas de menor edad, aquí también hay columpios y toboganes, aunque mucho más grandes, y vaivenes.

Junto a estos elementos de juego tan clásicos, ocupan un lugar relevante los elementos de juego para trepar o colgarse a diferentes alturas, como las redes en forma de pirámide para subirse o las estructuras de madera con cuerdas enlazadas para colgarse. Otros juegos que se encuentran en estas áreas son los que contienen elementos de manipulación, como los juegos de destreza en paneles verticales y los juegos de música.

La cooperación

En esta franja de edad es importante empezar a favorecer el sentido de la cooperación, por lo que se ofrecen juegos colectivos que favorezcan el sentido de equipo ya que, para que el juego funcione, cada participante debe realizar una función determinada que complementa a la de los demás. Dos buenos ejemplos de estos equipamientos de juego son los juegos de agua del Parque Central de Nou Barris y del Parque de Joan Brossa.

Mayores de 12 años

Esta es la edad en la que se inicia el deseo de riesgo y de superar retos. Por tanto, se necesitan elementos de juego que den respuesta a estas inquietudes, favoreciendo el espíritu de superación.

Los juegos son más complejos que en las otras franjas de edad y requieren más fuerza, más energía y más equilibrio. Así pues, el movimiento y la altura de los elementos de juego definen la actividad de estas áreas de juego, donde también hay juegos que permiten desarrollar la habilidad física.

Accesibles e integradoras

Estas áreas de juego se han diseñado para que las compartan todos los niños y niñas sin excepción. Sus principales características son la accesibilidad y la vocación integradora y de socialización, con una oferta lúdica atractiva para todos los usuarios independientemente de sus capacidades, donde la diferencia se convierte en un hecho normal y enriquecedor.

Las áreas de juego accesibles e integradoras tienen una superficie de 500 m2 aproximadamente y están situadas en espacios especialmente alejados y bien protegidos de la circulación de vehículos. Se construyen en terrenos llanos, con desniveles tan mínimos que pueden superarse con rampas de fácil acceso.

Todas disponen de zonas de descanso con un espacio para sillas de ruedas y, muy cerca, paradas de transporte público accesibles y zonas de aparcamiento reservadas a las que se puede acceder sin dificultades.

Los juegos

Los juegos están distribuidos teniendo en cuenta la necesidad de potenciar la experimentación y la relación entre los niños y niñas, por lo que se seleccionan los juegos que ofrecen más posibilidades de utilización en base a las diferentes capacidades.

Destacan los juegos de manipulación, los de mesa, los asociados a experiencias sensoriales y los "multijuegos" o juegos modulares, que funcionan a diferentes niveles y se adaptan a las capacidades y necesidades de cada usuario.

Además, la necesidad de introducir determinados elementos para niños discapacitados puede convertirse en un juego compartido. Así, la guía en el suelo en el recorrido de juego para el niño invidente se convierte en un "juego de destreza" para los niños sin esta discapacidad. Del mismo modo, la presencia del braille puede convertirse en un juego de descubrimiento de este lenguaje.

Respecto a los juegos más tradicionales, están equipados con elementos que los hacen accesibles, como columpios con cesta o toboganes que disponen de una rampa de acceso.

 

Cuidamos las áreas de juego

El mantenimiento de las áreas de juego infantil incluye diferentes actuaciones con una frecuencia que depende de las necesidades de cada tarea específica. Para poder garantizar la calidad de estas áreas, tres veces a la semana se realiza una inspección preventiva que permite detectar las anomalías y los desperfectos que se hayan podido producir en los juegos y en las vallas que rodean las áreas de juego.

Mantenimientos semanales

Tres veces por semana se realizan trabajos de mantenimiento y ajuste. Consisten en la reparación de los desperfectos detectados en la inspección preventiva. En caso de peligro, una brigada se encarga de resolverlo de forma inmediata. Asimismo, un mínimo de tres veces por semana se retiran los residuos y objetos abandonados, la arena acumulada en los juegos y se eliminan las pintadas.

Aireación y desinfección de las zonas de arena

Esta operación se realiza cada dos meses y consiste en esponjar y nivelar la arena. La desinfección de la zona de arena se realiza con vapor de agua a una temperatura de 90º C.

Inspección funcional

Se lleva a cabo cada tres meses y su objetivo es garantizar la seguridad de las áreas de juego. Consiste en la comprobación de los anclajes y la nivelación de los juegos, del buen estado de la superficie de absorción de impactos y en la detección de posibles cimientos al descubierto y signos de desgaste de materiales.

Mantenimientos anuales

Cada año se cambia la arena del 50% de las áreas de juego y se pinta el 40% de los juegos infantiles.

 

Áreas de juego infantil