Áreas de recreo de perros

¿Qué son?

El espacio público es un lugar de convivencia que debe compartirse y, por tanto, es necesario dotarlo de los elementos necesarios para que esto sea posible. Uno de los elementos más importantes son las áreas destinadas al recreo de los perros.

La ciudad de Barcelona siempre ha apostado por la buena convivencia entre las personas y los animales de compañía. Por este motivo, además de las normas que deben cumplir los propietarios de perros para ejercer una tenencia responsable y cívica, el ayuntamiento contribuye con servicios específicos, como espacios en los que estas mascotas puedan correr, jugar y hacer sus necesidades.

Actualmente, Barcelona cuenta con más de 100 áreas para perros, de las que casi la mitad son áreas de recreo de unas dimensiones medias que oscilan entre los 300 y los 400 m2.

Localización de áreas de recreo para perros


¿Cómo son?

Las áreas de recreo para perros son espacios que favorecen la relación entre ellos, así como entre los vecinos y vecinas propietarios de los mismos que comparten su amor por estos animales. En definitiva, es un espacio cómodo y agradable para todos los usuarios.

Estas áreas, con unas dimensiones medias que oscilan entre los 300 y 400 m2, están rodeadas de vallas de madera de 80 cm de altura. En el interior hay bancos y papeleras de material inoxidable donde depositar los excrementos, así como una fuente diseñada para que los perros puedan beber sin dificultades.

Las áreas de recreo para perros están ajardinadas con arbustos que adornan el espacio y árboles que dan sombra a las zonas de bancos. El pavimento es de arena granítica y se dispone de un sistema de riego programado por aspersión.

Junto a la puerta de acceso hay rótulos que informan a los propietarios de su obligación de recoger los excrementos y, por tanto, de contribuir al mantenimiento del buen estado del espacio. En estos rótulos también se indican las fechas de la desinfección.

Hay otras áreas para perros de tamaño inferior, rodeadas de vallas vegetales, cuya función es ordenar las evacuaciones de los perros en la vía pública.


Cuidamos las áreas para perros

El mantenimiento de los espacios destinados a los perros comprende diferentes actuaciones, con una frecuencia que depende de las necesidades de cada tarea específica.

Tanto las áreas de recreo para perros como los pipicans se limpian cada día de los excrementos que no hayan recogido los propietarios de los animales de compañía. Este trabajo diario también incluye el vaciado de las papeleras, el barrido y la eliminación de cualquier tipo de residuo.

Este control diario de las áreas destinadas a los perros permite detectar los desperfectos que a menudo pueden ocasionar estos animales jugando, sobre todo escarbando y haciendo hoyos en el pavimento, que se arregla con arena granítica. Además, cada tres meses se renueva completamente el pavimento.

Con el fin de evitar malos olores y que se levante polvo, estos espacios se riegan periódicamente. Por otra parte, cada mes se procede a su desinfección en horario nocturno con un producto completamente inocuo que tiene propiedades bactericidas, funguicidas y viricidas.

El mantenimiento de estos espacios incluye también los trabajos de jardinería que requieren las plantas que los adornan y el arreglo, cuando es necesario, del mobiliario urbano (bancos, papeleras y pictogramas).

Tratamientos en áreas de recreo para perros: