Escuelas de Nuevas Oportunidades en Barcelona

Desde el Ayuntamiento de Barcelona, con la participación de entidades sociales, se ha creado una mesa de trabajo para debatir los elementos fundamentales del modelo de los programas de nuevas oportunidades, como un instrumento clave para la equidad educativa y la mejora de las oportunidades de las personas jóvenes. Esta propuesta se enmarca en una de las líneas estratégicas de la Medida de Gobierno aprobada en mayo de 2016, por la Comisión de Derechos Sociales Sociales, Cultura y Deportes, lograr que la educación sea un derecho para todos, a lo largo de la vida y digno.

Una educación que también llegue a las y los jóvenes que han abandonado prematuramente sus estudios obligatorios y que se encuentran en situación de vulnerabilidad social y personal, sin oportunidades académicas ni profesionales.

El objetivo es promover, de manera consensuada, un modelo que forme a las personas para tener nuevas oportunidades y que las acompañe en su recorrido con herramientas para su desarrollo tanto profesional como personal. Los programas de nuevas oportunidades son un recurso socioeducativo que nace para generar igualdad de oportunidades y ofrecer a los niños y niñas opciones de futuro, que en el caso de Barcelona se alinearan de forma coordinada con otras acciones y recursos que se llevan a cabo con éxito.

La primera reunión de la mesa de trabajo, que ha tenido lugar este jueves 9 de febrero, en la sede del Instituto Municipal de Educación de Barcelona, presidida por el Comisionado de Educación y Universidades, Miquel Àngel Essomba, acompañado por representantes de el área de Juventud, Barcelona Activa y Fundación BCN Formación Profesional del Ayuntamiento de Barcelona y del Consorcio de Educación de Barcelona, ha contado con la participación de 29 personas de 14 entidades sociales de la ciudad de Barcelona y de su entorno metropolitano .

La tabla ha trabajado en formato de dinámica participativa sobre temas relacionados con: alumnado y las familias, la metodología, la acción formativa y las alianzas. Todas las aportaciones se tendrán en cuenta en la construcción del modelo Barcelona. El consenso entre todas las personas participantes es claro en muchos aspectos, especialmente en aquellos que hacen referencia a que la persona debe ser el centro y la protagonista de la acción y que debe situarse en itinerarios largos donde se pueda formar y trabajar no sólo en competencias profesionalizadoras sino personales y emocionales

Compartid este contenido