Comercio

El Ayuntamiento de Barcelona trabaja para que el comercio de Barcelona sea un motor económico de la ciudad, genere empleo de calidad y mejore la convivencia, la calidad del espacio público y del paisaje urbano, así como la movilidad.

Para conseguirlo, apostamos por un comercio de proximidad y arraigado en los barrios, dinámico, de calidad, competitivo, comprometido socialmente y, sobre todo, asociado. A la vez, trabajamos por un modelo de comercio que también integre el sector de la restauración.