¿Qué es?

L’Ordit es un espacio de trabajo situado en la Fabra i Coats desde el que se quieren tejer colaboraciones con el territorio más cercano y con la ciudad para la creación de redes y ecosistemas comunitarios de acción y creación cultural.

L’Ordit es un espacio de trabajo abierto desde el que se impulsa el desarrollo de procesos de intermediación con el contexto, para articular el ecosistema de entidades del recinto de la Fabra i Coats y para reforzar su conexión con el territorio más cercano y con otros espacios de la ciudad, promoviendo proyectos que se fundamenten en la creación de redes de acción y producción cultural. En suma, su misión es articular un ecosistema sostenible de trabajo en relación con la FiC que pueda generar, en última instancia, un espacio plural de gobernanza de este recinto.

Desde L’Ordit se fomentarán, impulsarán y se tejerán relaciones en procesos de trabajo entre las prácticas sociales y culturales significativas del territorio, con vinculaciones con los agentes locales, y las prácticas artísticas contemporáneas.

 

¿Cómo se articula?

L’Ordit es un espacio abierto que se desarrolla y se sostiene con la implicación de personas y colectivos que comparten sus saberes; un espacio de participación plural y escucha activa.

L’Ordit es un espacio abierto para cualquier persona, iniciativa o entidad, e irá creciendo y generando sinergias e iniciativas en la medida en que estas se involucren y compartan saberes.

Su metodología de trabajo se basa en la participación plural y la escucha activa en espacios colectivos que preceden el programa, para poder pensar temáticas, necesidades y potenciales a la hora de repensar cómo trabajar y articular el recinto de Fabra i Coats.

 

¿Por qué un proyecto com l’Ordit?

Para ensayar y poner en práctica formas de producción y participación cultural democráticas y arraigadas en los territorios, vinculadas a los ecosistemas sociales y culturales que los configuran.

L’Ordit se plantea como una herramienta para poder ensayar y trabajar otras formas de implicación y participación ciudadana en espacios y equipamientos que puedan articular la escala de ciudad y de barrio