Atención domiciliaria

Los servicios de atención domiciliaria están pensados para ayudar a las personas mayores con autonomía limitada o en una situación de vulnerabilidad, que necesitan apoyo en su domicilio para garantizar una buena calidad de vida. La valoración de la situación la realizan los profesionales de los centros de servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona y determinan, si es el caso, qué tipo de servicio se puede prestar.

Su finalidad es prestar ayuda personal y apoyo en la realización de las actividades cotidianas (higiene personal, ir a comprar, organización de las comidas...).

Otros servicios complementarios de apoyo a domicilio son el servicio de lavandería, de limpieza, de comidas a domicilio y arreglos.

En determinados servicios, la persona beneficiaria debe contribuir a la financiación del servicio.