Recomanaciones para las personas mayores

El término envejecimiento activo fue introducido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a finales de la década de 1990. Posteriormente fue adoptado por las Naciones Unidas en el marco de la Segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento, celebrada en Madrid en el 2002. La Unión Europea designó el 2012 como Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional con la finalidad de impulsar su difusión social.

La OMS (2002) define el envejecimiento activo como el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. Se trata de una definición formulada en términos de políticas para orientar las decisiones con respecto a la necesidad de adaptar las sociedades al reto del envejecimiento, más que para hacerse entender por parte de todos y, en particular, por las personas mayores. En consecuencia, para comprender mejor este término y poder comunicarlo eficazmente, resulta pertinente ofrecer una respuesta a la pregunta “¿Qué propone el envejecimiento activo a las personas mayores?”.

El envejecimiento activo anima a las personas mayores a conducir su vida cotidiana aprovechando al máximo las oportunidades que tienen al alcance de acuerdo con sus necesidades, capacidades y aspiraciones. Por una parte, se trata de mantener la actividad personal, entendida como la participación en los ámbitos familiares, comunitarios y sociales, como la realización de tareas físicas y mentales. Por otra parte, incluye la prevención con la finalidad de retrasar la aparición y el desarrollo de las enfermedades y las discapacidades.

El Ayuntamiento de Barcelona, con el objetivo de fomentar el envejecimiento activo, ha editado y difunde una serie de recomendaciones para hacer ejercicio físico de manera saludable, para tener cuidado en temas de seguridad y movilidad, para afrontar lo mejor posible el verano previniendo los efectos del calor y para afrontar lo mejor posible el invierno previniendo los efectos del frío.