Recogida de residuos domiciliarios

Introducción

Los contenedores desplegados por toda la ciudad potencian la recogida selectiva de residuos de una manera fácil y accesible a todos.

Todos los contenedores que encontramos en Barcelona se han diseñado con criterios de accesibilidad y están fabricados con materiales totalmente seguros. La colocación de los contenedores ha sido pensada para que todos los ciudadanos tengan un punto de recogida cercano.

En noviembre de 2010, se incorporaron definitivamente a la red de recogida de residuos de Barcelona los contenedores de materia orgánica, los de color marrón. Así se completaban las opciones de recogida selectiva, junto con los desechos (de color gris), el vidrio (verde), el papel y cartón (azul) y los envases de plástico, tetrabriks y latas (amarillo).

Además de los contenedores, los diferentes puntos verdes (los fijos de cada distrito y los móviles) permiten profundizar en la separación de residuos.

Características de la red de contenedores de Barcelona

  • Muy cercanos
    • Todos los ciudadanos disponen de contenedores de recogida selectiva a menos de 100 metros de su domicilio.
  • Accesibles
    • Los contenedores están adaptados a todo el mundo: son ergonómicos y accesibles.
  • Fáciles de usar
    • Los contenedores disponen de un doble sistema de apertura, uno con la mano (palanca manual) y el otro con el pie (pedal), para facilitar su uso. Asimismo, cuentan con un sistema de cierre retardado, pensado para que se puedan utilizar con una sola mano.
  • Adaptados para invidentes
    • Cada uno de los contenedores tiene unas marcas táctiles representativas del residuo que han sido pactadas con la ONCE.

 

Un contenedor para cada cosa

Queremos dar un impulso a la recogida selectiva con el despliegue de todos los contenedores en toda la ciudad

El amarillo: envases de plástico, tetrabriks y latas

Contenedor amarillo  Ampliar imagen

Los envases se llevan a las plantas de selección de residuos, donde se separan los diferentes materiales mediante la combinación de técnicas ópticas, mecánicas y manuales. Los diversos materiales seleccionados son compactados, embalados y distribuidos a los centros de reciclaje.

Con los tetrabriks se fabrican bolsas de papel, láminas de aluminio o cartón, tablones de aglomerado, cartón para envases, papel de cocina, etc. Las latas de acero se funden para ser utilizadas en el sector del automóvil. Con las latas de aluminio se hacen bicicletas, electrodomésticos, tornillos, etc., y con los envases de plástico se fabrican bolsas de plástico, mobiliario urbano, señalización, ropa, cajas u otros envases para usos no alimentarios (lejía, detergentes, etc.).

Lo que se puede tirar: envases de plástico (garrafas de agua, bolsas de plástico, envases de yogur, etc.), latas de bebidas y conservas, tetrabriks, chapas y tapas de metal, papel de aluminio y film transparente, bandejas de porexpan...

Lo que no se puede tirar: juguetes, mangueras de regar, tubos, materiales como cintas de vídeo y CD, y envases de productos peligrosos (como disolventes o pinturas), que deben llevarse a puntos verdesde la ciudad.

El verde: cristal

Contenedor verde  Ampliar imagen

El vidrio recogido selectivamente se lleva a la planta de reciclaje, donde se limpia, se extraen los materiales férricos con unos imanes y se tritura hasta convertirlo en polvo (vidrio seleccionado, limpio y molido), lo que permite fabricar envases de vidrio exactamente iguales que los originales para hacer botellas, botes, bombillas, etc.

Lo que se puede tirar: envases y botellas de vidrio.

Lo que no se puede tirar: vasos rotos, vidrios planos, espejos, restos de cerámica, platos, bombillas, fluorescentes, etc., que deben llevarse a puntos verdes de la ciudad.

El azul: papel y cartón

Contenedor azul  Ampliar imagen

El papel y el cartón se llevan a las plantas de reciclaje, donde se convierten en grandes balas de papel triturado. Estas balas se ponen en remojo para obtener pasta de papel, que se cuela para filtrar sus materiales férricos. La pasta resultante se seca, se plancha y se enrolla en bobinas, que se distribuyen a las fábricas papeleras, donde se utilizan para hacer nuevas cajas, papel de embalaje, sacos para la construcción, objetos de papelería e incluso papel higiénico.

Lo que se puede tirar: envases y cajas de cartón, periódicos, revistas, libretas sin espiral metálica, sobres, bolsas de papel, folios, papel de regalo, etc.

Lo que no se puede tirar: papel y material sucio, como servilletas de papel o papel de cocina manchados de aceite, que van al contenedor marrón. Los tetrabriks y el papel de aluminio van al contenedor amarillo. Las cajas de cartón de las pizzas a domicilio van al contenedor gris.

El marrón: residuos orgánicos

Contenedor marrón  Ampliar imagen

Son residuos de materia orgánica las sustancias de origen vegetal y/o animal susceptibles de degradarse biológicamente, como los restos de comida y de jardinería. Es una fracción de residuos muy relevante, ya que constituye la tercera parte de los residuos que se generan en nuestro hogar.

Los residuos de materia orgánica y los restos de poda municipal se llevan a ecoparques, donde se convierten en compost y en biogas. La fracción orgánica de mayor calidad se utiliza para obtener compost, que se puede emplear como abono orgánico en la agricultura y la jardinería o como estructurador de sólidos para restaurar espacios degradados. La otra parte de la fracción orgánica se utiliza para generar biogás, una energía renovable que permite producir electricidad.

Lo que se puede tirar: restos de carne, pescado, pan, fruta, verdura, marisco y frutos secos, cáscaras de huevo, tapones de corcho, bolsas de infusión, poso del café, servilletas y papel de cocina manchados de aceite, restos de jardinería, etc.

Lo que no se puede tirar: restos de barrer, pelo, pañales y excrementos de animales, que van al contenedor gris. Papel y cartón, que van al contenedor azul.

El gris: desechos

Contenedor gris  Ampliar imagen

La fracción resto o desecho incluye todos los residuos que no se han recogido de forma selectiva. Estos residuos se llevan a ecoparques, donde mediante diversos procesos se separan el papel/cartón, los envases, el vidrio y otros materiales para incorporarlos a la cadena de reciclaje. Los residuos que no pueden ser reciclados deben ir a los vertederos o deben ser incinerados.

Lo idóneo es que estos tratamientos finalistas sirvan únicamente para los residuos que no se pueden reutilizar o reciclar, pero las limitaciones de la recogida y los tratamientos existentes hacen que estas infraestructuras sean necesarias.

Lo que se puede tirar: colillas, compresas, pañales, restos de barrer, algodón, pelo, bolígrafos y lápices usados, excrementos de animales.

Lo que no se puede tirar: bolsas de infusión, papel de cocina sucio de aceite y restos de comida (cáscaras de huevo o de marisco, etc.), que van al contenedor marrón. Restos de madera, CD, envases que contienen materiales tóxicos y peligrosos o ropa, que van al punto verde.

 

Otros residuos

Recogida de muebles y trastos

Sistema gratuito

Un día a la semana se recogen los muebles y trastos de forma gratuita. Cada calle de Barcelona tiene asignado un día fijo: basta con que, el día que toca, dejemos los muebles y trastos que queramos tirar delante de la portería de casa entre las 20 y las 22 horas. Este servicio es únicamente para los ciudadanos particulares. Para saber qué día corresponde a tu calle, consúltalo ahora.

El servicio de recogida de muebles y trastos viejos ayuda a mejorar la calidad de nuestras calles. Por ello, es importante dejar los muebles el día de la semana que toca en nuestra calle.

Qué tipo de objetos recogemos: sofás, puertas, muebles, sillas, cajas y listones de madera, persianas o juguetes rotos, entre otros. 
Cuáles no recogemos: escombros, sanitarios u objetos similares, si se han hecho obras en la vivienda. En caso de neveras, frigoríficos o aparatos de aire acondicionado con componentes de CFC, hay que utilizar el punto verde para proteger el medio ambiente, ya que el CFC (clorofluorocarbono) es un elemento muy perjudicial para la capa de ozono.

Sistema de pago

También existe un servicio de pago que se encarga de la recogida de muebles y trastos a domicilio en menos de 36 horas.

Si necesitas este servicio, solo tienes que llamar al 900 226 226 para acordar el día y la hora en los que se pasará a efectuar la recogida de los muebles y trastos a domicilio. Recuerda que el servicio funciona de lunes a viernes.

Este servicio lo pueden utilizar los comercios, las oficinas y los pequeños industriales. También lo pueden solicitar los particulares que no puedan esperarse hasta el día que toca la recogida de muebles y trastos en su calle.

Tibidabo, Vallvidrera (a excepción del núcleo antiguo) y Les Planes

Las bañeras instaladas en estos lugares para la recogida de muebles y trastos son fijas. Junto a las bañeras hay unos paneles informativos que explican su funcionamiento.

Estas instalaciones suponen una mayor comodidad para deshacerse de los muebles y trastos viejos para todos los vecinos y vecinas de la zona.

Las ubicaciones son:

  • Carrer dels Reis Catòlics, 40
  • Cal Totxo (delante del núm. 12-14)
  • Torrent del Rovelló con Camí de la Reineta
  • Plaça de la Tulipa
  • Carretera de les Aigües, 119 (con c/ Carroç)

Sin embargo, la bañera ubicada en la estación de Les Planes (entre Can Pichurri y La Font de Les Planes) mantiene el antiguo sistema móvil de instalación: del día 1 al 5 y del 15 al 20 de cada mes.

Personas con dificultades

Todas las personas con cualquier tipo de disminución, ya sea psíquica o física, que no tengan a nadie que les pueda ayudar a bajar los muebles a la calle pueden solicitar que vayamos a recogerlos gratuitamente a su casa. Hay que acreditar la disminución con el certificado de disminución de la Generalitat.

Este servicio se extiende a las personas con dificultades de movilidad que no tengan a nadie que les pueda bajar los muebles. Hay que acreditar dicha condición en el momento de la recogida.

Los muebles o enseres deben estar desmontados si su volumen o peso así lo exige, para poder hacerlos pasar por las puertas o bajarlos por las escaleras del inmueble.

Recogida de animales muertos

El servicio de recogida de animales muertos está dirigido tanto a vecinos como a empresas y se encarga de recoger los cuerpos de animales muertos, garantizando que recibirán un tratamiento correcto. Además, este servicio se ocupa también de la recogida de animales muertos que aparezcan en la vía pública, como palomas, gatos, perros y otros. El camión que hace la recogida está especialmente acondicionado, con departamentos independientes y oportunamente refrigerados.

Solo hay que llamar al 900 226 226, desde donde se establecerá el día y la hora de recogida. Este servicio está sometido a unos precios públicos, que dependen del origen y el peso del animal.

Horario de recogida: de lunes a sábado, en turno de mañana, y en caso de dos días festivos consecutivos, prestamos el servicio uno de los dos días.

Programa ropa amiga

El programa Roba Amiga es un proyecto de inserción laboral mediante la reutilización de ropa en buen estado. Para más información, consulta el web www.robaamiga.cat

Tu ropa vieja aún tiene mucha vida. Con el lema «Da tu ropa usada y colabora en una labor social», en Barcelona reaprovechamos y reciclamos la ropa y los complementos.

El programa Roba Amiga ?iniciativa de la Fundació Un Sol Món, Obra Social de Catalunya Caixa, y con la colaboración de AIRES y Càritas Catalunya? contribuye a disminuir el volumen de basura que va a parar al vertedero y a reaprovechar residuos que todavía tienen una salida.

Con este programa, además, damos trabajo a mucha gente de nuestra ciudad. Se trata de personas con dificultades especiales que necesitan ayuda en su proceso de adaptación.

Qué tipo de ropa recogemos: ropa confeccionada (del hogar y de vestir), zapatos, bolsos y otros complementos.

Qué ropa no recogemos: residuos textiles, ropa mojada y ropa no recuperable (con parásitos o malos olores, trapos usados o sucios de talleres o lugares similares).

Recogida sacos de escombros

En Barcelona se llevan a cabo una gran cantidad de reformas en las viviendas. Una de las repercusiones de esta actividad es la gestión de los escombros y los residuos que se generan en dichas obras.

Requisitos para la contratación y la colocación de los sacos

Las empresas que ofrecen este servicio en Barcelona deben estar homologadas por el Ayuntamiento de la ciudad. Antes de comprar un saco de escombros, hay que informarse de si la empresa está homologada.

Los sacos y contenedores metálicos tienen que estar identificados con la razón social y el teléfono de los titulares, los códigos de homologación de la empresa y el indicativo que acredita que se ha pagado la correspondiente exacción municipal.

Solo se pueden depositar escombros. No está permitido dejar muebles, enseres, trastos ni cualquier otro material residual. En ningún caso los residuos pueden sobrepasar el límite superior de seguridad del saco.

Al colocar los sacos y los contenedores sobre las aceras, hay que dejar una zona de paso para los peatones de por lo menos un metro. Se instalarán preferentemente delante de la obra, de manera que no impidan la visibilidad de los vehículos.

Está prohibido ubicarlos en pasos de peatones, vados, zonas de aparcamiento prohibido, tapas de acceso a servicios públicos y hoyos de árboles. Hay que evitar obstaculizar la circulación del agua superficial.

Retirada de los sacos

Los sacos de escombros tienen que retirarse en un plazo de 24 horas tras su colocación, en caso de que no se encuentren dentro de una zona cerrada de la obra. Los escombros deben llevarse a un gestor autorizado.

Si una vez avisada la empresa responsable de la recogida, esta no respondiera o no efectuara el servicio, llama al 900 226 226. Desde el Ayuntamiento instaremos a la empresa a recoger el saco y, si esta no lo hiciera, lo recogeremos subsidiariamente y multaremos a la empresa responsable.

Los responsables de los sacos de escombros son la empresa cuyo nombre y teléfono están impresos en el saco y el titular de la licencia de obras.

La suciedad en la vía pública a consecuencia de las obras menores es una responsabilidad compartida por el promotor, el transportista y el titular de la licencia.

Prevención de escombros en obras y reformas domésticas

¿Sabías que, según datos consensuadas por los expertos, se generan unos 0,12 kg de residuos por m2 construido? Parte de estos desechos se pueden reducir si aplicamos medidas de prevención durante la construcción o reforma de los edificios. Se trata de medidas que se centran en evitar embalajes excesivos, utilizar materiales cortados a medida para evitar sobrantes, controlar que los materiales guardados no se estropeen, etc.

Además, teniendo en cuenta el ciclo de vida de los materiales de construcción, es importante no utilizar los que durante su producción hayan generado impactos negativos sobre el medio ambiente o que en un futuro puedan convertirse en residuos no reciclables ni reutilizables.

Si a pesar de todo esto en nuestras reformas generamos algún residuo en cantidades pequeñas, hay que llevarlo al punto verde. Para grandes cantidades, en cambio, hará falta contratar una empresa especializada.

Consejos

  • A la hora de hacer reformas podemos comprar los materiales sin empaquetar. A granel evitaremos embalajes innecesarios
  • ¿Queremos hacer obras en casa? Optamos por materiales y embalajes reciclables o de origen reciclado
  • ¿Cambiamos de color las paredes del comedor? Conservamos los botes de pintura bien cerrados para poder volver a utilizar
  • Materiales con pasado, presente y futuro: elegimos los que tengan el ciclo de vida que genere menos impactos
  • Si hacemos un buen mantenimiento del hogar será necesario hacer menos reformas y reparaciones así también generaremos menos residuos
  • Cuando hacemos reformas, estudiamos primero nuestras necesidades y nos organizamos para iniciar sólo los materiales necesarios en cada momento
  • Si nos sobran materiales de una reforma, guardémoslos y hagamos un pequeño inventario para tenerlos en cuenta en otra ocasión
  • Los embalajes y palets utilizados en las obras domésticas se pueden reutilizar. Evitemos deteriorarlos.
  • ¿Queremos pintar en casa o cambiar el suelo del baño? Dejemos que los expertos nos aconsejen sobre la cantidad de material que necesitamos
  • Líquidos y materiales delicados: bien cerrados. Conservamos los mismos dentro de los envases para poder volver a utilizar
  • Si tratamos bien los materiales podremos reutilizar palets, andamios, tubos o incluso sacos de escombros.
  • Compramos elementos de construcción hechos a medida: evitaremos generar restos en casa que seguramente no podríamos reutilizar
  • Utilizamos materiales de construcción con certificados ambientales o ecoetiquetas.
  • ¿Tenemos ganas de hacer un cambio en casa? Elegimos elementos desmontables o reutilizables antes que materiales no reciclables
  • A la hora de tirar o desmontar elementos de una construcción, planificamos bien para evitar mezclar diferentes tipos de residuos
  • Si generamos pocos residuos de obra, los llevamos al punto verde. Para grandes cantidades, es necesario contratar una empresa especializada

 

Recogida fibrocemento con amianto

El fibrocemento con amianto solo se recoge en el Punto Verde de Zona de Vall d'Hebron.

¿Qué es el fibrocemento con amianto?

El fibrocemento con amianto es un material compuesto por cemento y fibras de amianto que se utilizaba en la construcción, principalmente en placas de uralita (onduladas o lisas), jardineras, chimeneas y salidas de humo, rejas de ventilación, tuberías, depósitos de agua, etc.

¿Qué riesgos tiene para la salud?

Los productos que contienen amianto no presentan riesgos para la salud si las fibras están unidas. Solo son perjudiciales para la salud si el fibrocemento con amianto se rompe.

¿Qué deben hacer los ciudadanos si creen que tienen residuos y objetos de fibrocemento con amianto?

Si son objetos pequeños, como jardineras, placas de uralita, etc., deben llevarlos con precaución al Punto Verde de Zona de Vall d'Hebron.

Si tienen dudas, es aconsejable que no manipulen el objeto y que se pongan en contacto con una empresa autorizada.

¿Qué precauciones deben tomar los ciudadanos?

Para evitar riesgos innecesarios, los ciudadanos deben ser siempre cuidadosos y seguir las siguientes instrucciones:

  • No deben romper nunca el material.
  • Deben envolver el material con film transparente para evitar el desprendimiento de fibras.
  • Para más seguridad, deben utilizar guantes y mascarilla de un solo uso al efectuar la retirada y el traslado.
  • Es recomendable que laven la ropa que han usado sin sacudirse o, si es posible, que utilicen un mono de un solo uso.

Una vez que el ciudadano llegue al Punto Verde de Zona de Vall d'Hebron, el personal le proporcionará toda la información necesaria para que pueda depositar correctamente el residuo.

¿Cómo resuelven sus dudas los ciudadanos?

  • Llamando a los servicios de atención telefónica del 010 o 012.
  • Llamando a la Agencia de Residuos de Cataluña: 93 567 33 00.
  • Llamando al Punto Verde de Zona de Vall d'Hebron: 93 428 04 96.

 

Recogida de restos vegetales en Collserola

Sistema de recogida de restos vegetales para los vecinos

¿Sabías que los restos vegetales son una materia prima excelente para crear abono ecológico y de calidad?

Por eso, desde el Ayuntamiento de Barcelona ponemos a disposición de los vecinos y vecinas de la franja de Collserola (Vallvidrera, Tibidabo y Les Planes) un servicio de recogida con contenedores especiales para depositar los restos vegetales.

El objetivo de este nuevo sistema de contenedores es facilitar la recogida y el transporte de ramas, hojas, frutos, flores y trozos de césped, con la finalidad que sean tratados en las plantas de compostaje. Estos contenedores son para uso de los vecinos, no para empresas de jardinería que ya tienen que tener su propia gestión de residuos.

Si todos colaboramos y hacemos un uso correcto del servicio de recogida de restos vegetales, conseguiremos tener el espacio más limpio y, además, contribuiremos para que los restos orgánicos de nuestros jardines sean tratados para darles un nuevo uso como abono de calidad.

A continuación se detallan las ubicaciones de estos contenedores:

C/ Reis Catòlics, 40 (Punto Verde)

Pl. Font del Mont

C/ Cal Totxo, fachada nº 12-14

C/ Torrent del Rovelló con Camí de la Reineta

Pl. de la Tulipán