De la fábrica del gas en La Fàbrica del Sol

La Fábrica del Sol está ubicada en un entorno urbano singular que ha sido testigo|testimonio de la evolución en la generación de fuentes de energías a los últimos 150 años. Una chimenea y un puente grúa del complejo fabril de la antigua Maquinista Terrestre y Marítima de la Barceloneta recuerdan el uso del carbón. El antiguo gasómetro de la Catalana de Gas evoca la llegada de la industria de elaboración del gas manufacturado en Cataluña. Finalmente, La Fàbrica del Sol actual, con sus placas solares térmicas y fotovoltaicas situadas en el tejado y a la medianera del edificio, testimonian la mirada de la ciudad hacia la fuente de energía más limpia|neta y renovable de todas: la energía del sol.

La historia del edificio empieza con la llegada de la industria de elaboración del gas manufacturado, introduida en Cataluña con la construcción y puesta en funcionamiento, el año 1842, de la fábrica de gas de la Barceloneta, que impulsaron a los socios que a principios de enero de 1843 constituyeron la "Sociedad Catalana para el Alumbrado de Gas". La fábrica tenía ocho hornos de carbón y tres gasómetros para la fabricación y distribución de gas hacia el resto de la ciudad.

El aumento de la demanda por parte de los barceloneses obligó a ampliar las instalaciones, con la construcción, los años 1906 y 1907, de una torre de aguas y de un pabellón de oficinas. Primero se construyó el depósito de las aguas, una torre con base cuadrada formada por un tronco octogonal y un depósito circular con cubierta cónica, hecha con ladrillo visto y ornamentada con quebradizo cerámico de estética claramente modernista.

El año 1907, el mismo arquitecto que había construit la torre, Josep Domènech i Estapà, construï la nueva sede de la Catalana de Gas, dándole una huella modernista. El edificio, constaba de una planta baja y un primer piso con terrado. El edificio supo combinar acertadamente el menaje liso con el ladrillo visto, un material utilizado habitualmente en la arquitectura industrial del momento, y que se utilizaba para remarcar los contornos de las aperturas|aberturas, las cantoneras o la cornisa. En los años 70, cuando se introdujo el gas canalizado, la fábrica cerró y las oficinas se trasladaron a la sede del Portal del Ángel. Desde aquel instante el pabellón se va utilizar únicamente como centro médico para empleados de la compañía.

El antiguo edificio de la Catalana de Gas ha quedado pues como testigo|testimonio, junto con la estructura de uno de los viejos gasómetros y la torre de las aguas, de la existencia de la primera fábrica de gas de la ciudad. El resto de instalaciones fueron derribadas el año 1989, durante el proceso de reforma de Barcelona previo a las Olimpiadas de 1992.

El año 1995, la llamada fábrica del gas, fue adquirida por el Ayuntamiento de Barcelona y se puso en marcha una esmerada rehabilitación. En los trabajos de remodelación, realizados por|para una una escuela taller de la ciudad, tuvieron en cuenta criterios básicos de construcción sostenible: recuperar, rehabilitar y reutilizar todo lo que ha sido posible, utilizar materiales reciclados, remodelar los elementos que no han servido, aprovechar el sistema de ventilación natural, integrar instalaciones de energía solar fotovoltaica, térmica y biomasa, e incorporar un sistema de recogida, depuración y reutilización del agua de la lluvia, entre otros.

Estos trabajos de rehabilitación, dirigidos por el arquitecto Antoni Solanas, han hecho posible que la oferta expositiva de La Fàbrica del Sol contemple tanto el contenido de los diferentes espacios interiores y exteriores, como el propio continente, es decir, la estructura, la fachada y los interiores, como de gestión interna y oferta de actividades.

El edificio actualmente está incluido en el catálogo de Patrimonio Arquitectónico Histórico-Artístico de la Ciudad y, además de un equipamiento de educación ambiental referente para la ciudadanía, acoge la sede de la Asociación Futuro Sostenible, formada por Trama Tecnoambiental, la Fundación Desarrollo Comunitario y Servicios Energéticos Básicos Autónomos.