Consejos básicos para hacer una compra responsable

El consumo responsable es un concepto que defiende el cambio de nuestros hábitos de consumo para ajustarlos a nuestras necesidades reales y a las del planeta, escogiendo opciones que favorezcan el medio ambiente y la igualdad social, es decir, que generen el mínimo impacto ambiental y los máximos beneficios sociales posibles. En concreto, el consumo responsable está vinculado a la producción, la distribución, el uso y el gasto de productos y servicios, y proporciona los medios para repensar sus ciclos de vida.

Vivimos en una sociedad que fomenta un consumismo desmesurado con políticas de utilizar y tirar y, hoy más que nunca, es evidente la necesidad de un cambio profundo en nuestros hábitos de consumo.

Algunos consejos básicos para una compra responsable son:

- Informarse sobre los aspectos básicos de la compra y escoger el producto más idóneo a nuestras necesidades.

- Comprar sólo aquello que sea necesario y que se ajuste a nuestras posibilidades económicas.

- Escoger productos ecológicos.

- Comprar productos a granel, con poco embalaje o con materiales fácilmente reciclables y de bajo impacto ambiental.

- Evitar el uso de bolsas de plástico y de papel de aluminio y sustituirlos por bolsas reutilizables y recipientes para llevar los alimentos.

- Evitar la compra de productos que contengan sustancias tóxicas o peligrosas para la salud.

- Escoger productos de proximidad que potencien la economía local y reduzcan los costes y los impactos derivados del transporte.

- Escoger productos de comercio justo para favorecer las economías locales de los países del Sur y garantizar así el derecho laboral de los trabajadores de la cadena de producción, distribución y comercialización.

- Poner los ahorros en la banca ética.

- Practicar una forma de turismo que no tenga un impacto negativo ni en la sociedad receptora ni en el medio

Para más información sobre consumo consciente y transformador podéis consultar la Revista Opciones.