Consumo colaborativo

El consumo colaborativo es un amplio y variado movimiento que propone compartir, colaborar y acceder o intercambiar bienes y servicios en lugar de poseerlos. Busca pasar de la propiedad al uso. Sería la manera tradicional de compartir, intercambiar, dejar, alquilar, intercambiar y regalar redefinida a través de la tecnología moderna y las comunidades.

Se puede compartir el coche, la lavadora, la bicicleta, libros, CDs, ropa, electrodomésticos, muebles, juguetes, una comida... También se puede reducir la cultura del usar y tirar mediante el intercambio, la reutilización, la compra y venta de segunda mano o la donación entre particulares de diferentes productos.

Además, no sólo se pueden compartir o intercambiar bienes materiales. Personas con intereses comunes se están juntando para compartir e intercambiar bienes menos tangibles como el tiempo, el espacio, habilidades y dinero. Estos intercambios tienen lugar principalmente en el ámbito local o de barrio, donde se comparte espacio para trabajar (Coworking Barcelona), cultivar, el wifi (Fon) o se presta dinero entre particulares (Comunitae).

En las webs de Consumo Colaborativo y de la revista Opciones hay una amplia información sobre los diferentes productos, bienes y servicios que se pueden compartir, intercambiar o alquilar. ¡Anímate a probarlos!

En la web Usos del Tiempo del Ayuntamiento de Barcelona puedes consultar las diferentes iniciativas que se están llevando a la ciudad de Barcelona para compartir tiempo.