Espacios verdes y biodiversidad

Las ciudades avanzan estableciendo un equilibrio entre la actividad urbana y el con respecto a la naturaleza y a la diversidad biológica que les es propia. Barcelona impulsa la preservación de la biodiversidad a través de programas de conservación de la flora y de la fauna, y de los hábitats donde viven. 
Los espacios verdes constituyen lugares|sitios en el aire libre para el ocio y el fomento de la convivencia. Hace falta renaturalizar la ciudad, ampliar el verde urbano y recuperar los usos tradicionales del paisaje de la periferia urbana con el fin de conseguir un entorno sereno, con zonas agrícolas, prados y rodales de bosque.