Más verde para hacer una ciudad más saludable

Mensaje de error

  • Warning: Missing argument 2 for bcn_news_video_embed(), called in /var/www/app/www/lafabricadelsol/sites/all/modules/custom/bcn_news/templates/custom/news_detail_custom.tpl.php on line 17 and defined en bcn_news_video_embed() (línea 119 de /var/www/app/www/lafabricadelsol/sites/all/modules/custom/bcn_news/bcn_news_utils.inc).
  • Notice: Undefined variable: news_id en bcn_news_video_embed() (línea 122 de /var/www/app/www/lafabricadelsol/sites/all/modules/custom/bcn_news/bcn_news_utils.inc).

Medio ambiente. Entre el 2015 y el 2019, el verde de Barcelona ganará 44 hectáreas de superficie, y se prevé que en el 2030 se llegue a las 165 hectáreas.

Aumentar la infraestructura verde urbana, mejorar los espacios verdes ya existentes y corresponsabilitzar a la ciudadanía en el incremento y la mejora del verde y la diversidad son algunas de las medidas que el Ayuntamiento de Barcelona impulsa para construir una ciudad más saludable.

El Programa de Impulso a la Infraestructura Verde Urbana prevé una serie de medidas para conseguir el objetivo de aumentar 1 metro cuadrado de verde por habitante de cara al año 2030, es decir, que Barcelona tenga 165 nuevas hectáreas de verde. “El verde es un elemento fundamental que queremos que sea parte estructural de nuestra ciudad, para que Barcelona sea más saludable y habitable”, ha dicho hoy la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

La infraestructura verde es el conjunto de espacios verdes naturales, árboles, huertos —públicos y privados— con vegetación natural, agrícola o ajardinada que ofrece beneficios a la ciudadanía. El programa establece un conjunto de actuaciones basadas en tres líneas principales: incremento de la infraestructura verde al servicio de la salud, mejora de la infraestructura verde para obtener más servicios socioambientales y corresponsabilidad de la ciudadanía para incrementar el verde y la biodiversidad.

Se incrementa el ritmo de generación de verde urbano hasta finales del mandato (2019) con 44,4 nuevas hectáreas entre parques, plazas, jardines, interiores de manzana e intervenciones en el espacio público, y se ponen en marcha diferentes acciones para llegar a las 165 hectáreas en el 2030. Según ha explicado hoy el comisionado de Ecología, Frederic Ximeno, Barcelona tiene 7 metros cuadrados de verde por habitante —si se tienen en cuenta los espacios gestionados desde el ámbito público y sin considerar Collserola—, mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda que sean entre 15 y 20 metros cuadrados. “Es importante distribuir el verde en el territorio y aproximarlo a toda la ciudadanía”, ha dicho Ximeno.

También se apuesta por naturalizar los espacios verdes con el objetivo de aumentar la flora y la fauna y realizar un mantenimiento más ecológico y menos intervencionista, lo que implica plantar árboles y arbustos, hacer las balsas más naturales o poner elementos para los animales (hoteles de insectos y nidos de pájaros o de murciélagos, por ejemplo).

Igualmente, se pretende que la ciudadanía se implique en el incremento y la mejora de la infraestructura verde creando y manteniendo huertos y jardines comunitarios, plantando y manteniendo los alcorques, instalando cajas nido y hoteles de insectos, etc. Es decir,se aspira a la gestión colaborativa y que no sea solo la Administración la encargada de ocuparse de estos espacios.

Como medida específica, también se pone en marcha un concurso de cubiertas verdes para subvenciones de hasta un 75% del coste de la cubierta y 100.000 euros para ejecutar diez cubiertas verdes, prioritariamente en edificios de viviendas o en otros con un fuerte impacto paisajístico. El concurso se abrirá una vez se hayan aprobado sus bases, hacia finales de junio. “La ciudad tiene muchos espacios potenciales para tener este verde, y hay que potenciarlos”, ha reconocido al concejal de Arquitectura, Paisaje y Patrimonio, Daniel Mòdol.