Ordenanza de Mercados

Había que adecuarla a la situación actual, con respecto a hábitos de consumo de la población y transformación del sector del comercio. Por eso la nueva Ordenanza presenta cambios a nivel regulador y a nivel comercial.

A nivel regulador, los principales cambios hacen referencia a aspectos tan destacados como el establecimiento comercial, la anulación de la prohibición por la cual un extranjero se pueda convertir en titular de un puesto, la flexibilización en la limitación del número de autorizaciones, la introducción de la tipificación de tres faltas graves hasta ahora no previstas y el horario de obertura de los mercados.

También hay que destacar que, en relación a los artículos de venta, el nuevo texto permite agrupar actividades que hasta ahora se presentaban por separado en los mercados. Así, los establecimientos de pescado fresco y marisco ahora pueden ser de pescado y marisco, los de tocinería y charcutería pueden integrar las dos actividades, al igual que los de droguería y comestibles y los de carnicería y casquería.