¡Inauguramos el nuevo Mercado de Sant Antoni!

Sant Antoni está de celebración: este mes de mayo trae al barrio la inauguración del nuevo mercado junto con la finalización de la primera fase de implantación de la supermanzana.

El Mercado de Sant Antoni ya está a punto para abrir sus puertas. El miércoles, 23 de mayo, ya se podrá visitar y empezará a estar en funcionamiento, y el siguiente fin de semana, del 26 y 27 de mayo, se celebrará una gran fiesta de inauguración con actividades y actuaciones de todo tipo y para todos los públicos.

El acontecimiento empezará con una buena dosis de cultura popular: trabucaires y gigantes del barrio se encargarán de dar el escopetazo de salida a dos jornadas muy movidas. Durante toda la mañana del sábado, día 26, se harán exhibiciones deportivas, musicales, de danza y literarias en las calles del Comte Borrell y de Tamarit. Además, quien lo quiera podrá reservar, a partir del viernes, 25, plaza en una de las visitas guiadas que se organiza en el espacio.

Los más pequeños también tendrán actividades para entretenerse: en el Espai Fossat (planta -1) se realizará un taller de circo que acompañará distintos juegos infantiles. En la misma zona habrá también actuaciones musicales y espectáculos para niños y niñas.

Ya por la tarde, la fiesta seguirá con diferentes actuaciones de danza oriental, charanga y más literatura y deporte. A las 19.00 horas, el público podrá asistir a un Impro Show en el escenario de la plaza de la calle de Tamarit. Finalmente, la jornada finalizará como habrá empezado: llenando el mercado de cultura popular con un grupo de percusión del barrio que precederá a un correfoc (pasacalle de personas disfrazadas de diablos que persiguen a los asistentes con luces de bengala).

Al día siguiente, el domingo, 27, la inauguración seguirá llenando el mercado de acciones muy distintas. Esta vez, sin embargo, el acto se enfocará al mercado dominical, que abrirá el día con un pregón y una poesía. Después de horas de música, juegos infantiles y más visitas guiadas, a las 14.00 horas finalizará la gran inauguración del nuevo Mercado de Sant Antoni.

Aparte de estos días de fiesta de apertura tan movidos, en el nuevo espacio confluirán de nuevo los tres mercados que lo conforman: el alimentario, el baratillo (Encants) y el dominical. En el Mercado de Sant Antoni, por lo tanto, se podrá encontrar producto fresco, de calidad y proximidad; ropa y tejidos de todo tipo, mercería, perfumería, joyería, etc., y, los domingos, libros para todos los gustos, cómics, videojuegos, música y todos los coleccionables imaginables.

El barrio de Sant Antoni

Sant Antoni es un barrio con una vida asociativa y un espíritu comunitario muy potente; una muestra de ello es que más de 80 entidades colaboran con la fiesta mayor, y el equipamiento Calàbria 66 aglutina buena parte de este tejido asociativo. Muchas de estas entidades y asociaciones participan en la programación de actividades y espectáculos de la fiesta inaugural.

Es también una zona de grande atractivo comercial multimarca, con más de 1.700 comercios, que atrae a compradores de otras zonas como el Raval, el Poble-sec o la Esquerra de l’Eixample. Su eje comercial, Sant Antoni Comerç, es muy activo y organiza acontecimientos bastante consolidados como el Tapantoni, la Escudella Solidaria y la muestra de comercio y servicios en la calle Firantoni.

Supermanzana

Con la inauguración de las calles perimetrales del mercado (Comte Borrell, entre Floridablanca y Manso; y Tamarit, entre Viladomat y Urgell), finaliza la primera fase de implantación del programa Supermanzanas en el barrio de Sant Antoni, surgido de un proceso de debate con los vecinos, comerciantes y entidades del entorno, iniciado en febrero del 2017. La siguiente fase, con horizonte 2019, extenderá la actuación en los tramos contiguos de la calle de Tamarit y del Comte Borrell.

El programa Supermanzanas “Llenamos de vida las calles” es una apuesta por un modelo de ciudad más habitable y saludable. Afronta el reto de mejorar la calidad de vida, incrementando el verde y recuperando espacio público para el peatón como el del cruce de Tamarit y Comte Borrell, que se convierte en una nueva plaza para el barrio y la ciudad.