Empieza la remodelación del Mercado de Sant Andreu

Se inicia la construcción del mercado provisional de Sant Andreu. En el nuevo mercado primará la contención de la altura y la máxima transparencia del edificio, tal como pedía el vecindario, para integrarse en la plaza Mercadal.

El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Instituto Municipal de Mercados, inicia las obras para la construcción del mercado provisional de Sant Andreu, que estará situado en la calle Sant Adrià, entre las calles Segre i d’Otger, teniendo el acceso principal en la confluencia de éste último. La duración de su construcción será de 4 meses, y el coste total de la obra es de 2.033.315,77 euros.

La concejala de Comercio y Mercados, Montserrat Ballarín, ha destacado hoy que “es un proyecto de mercado muy integrado en su entorno, de acuerdo con las conversaciones que hemos ido manteniendo con vecinos y vecinas. Un mercado que estará muy integrado dentro de la emblemática plaza del Mercado y que, cuando esté remodelado será un motor para el comercio de proximidad de su entorno y para revitalizar aquella zona comercial y dar un servicio comercial al vecindario del entorno”.

El Mercado de Sant Andreu estará formado por dos módulos encajados. El primero de 10 mts de anchura y 17 de longitud, meterá 7 establecimientos no alimenticios, y el segundo de 15 mts de anchura y 63 de longitud alojará los 18 establecimientos alimenticios y los diferentes servicios.

El proyecto de esta instalación prevé que los servicios y suministros soterrados que se vean afectados tendrán que ser desviados, así como el mobiliario urbano y el arbolado, que será trasladado y replantado. Una vez el mercado definitivo esté ya en funcionamiento, el provisional será desmontado y se restituirá el espacio urbano para dejarlo tal como estaba inicialmente.

El nuevo mercado de Sant Andreu El proyecto está siendo redactado en esta ocasión para el equipo técnico y de arquitectura del Área Metropolitana de Barcelona, y se ha tenido especial consideración por la ubicación del mercado en la singular plaza porticada del Mercado, en el corazón del histórico barrio, donde inicialmente se cubre el mercado al aire libre con una primera cubierta el año 1906, que se amplía con una otro de perimetral más baja en 1914.

La remodelación supondrá una inversión de 9,5 millones de euros, incluyendo el mercado provisional y los dos espacios que componen el mercado de Sant Andreu, el edificio central donde se concentra la oferta de producto fresco, ubicado en medio de la plaza, y el llamado Local de Ventas donde están los establecimientos no alimenticios, formando parte de uno de los edificios que rodean la plaza Mercadal y que conecta ésta con la calle Ruben Darío.

El volumen del edificio se verá rebajado, de forma que el impacto visual, tanto a pie de calle como a nivel de los edificios de los alrededores, será más amable, a la vez que grande parte del perímetro del mercado será de vidrio, lo que lo dotará de una gran transparencia visual. El proyecto también contemplará la urbanización limítrofe con el mercado. La previsión es que las actuaciones tengan una duración de unos 18 meses El edificio del mercado estará formado por 2 plantas: planta baja y sótano y, una vez acabadas las actuaciones de remodelación, contará con la siguiente distribución:

Planta baja (1.240 m2): contará con el espacio de venta de producto fresco (18 comercios) y un espacio destinado a restauración de aproximadamente 140 m², además de un habitáculo para la basura y un punto de información.
Planta sótano -1 (1.218 m2): espacios de logística del mercado, destinado a almacenes y cámaras frigoríficas, otro habitáculo de basura conectado con el de planta baja e instalaciones.

El Local de Ventas, que como dedo se encuentra en un edificio perimetral, tendrá la siguiente distribución:
– Planta baja (370 m²): contará con el espacio para ubicar los 5 comercios no alimenticios.
– Plantas 1 y 2 (140+140 m2): Destinados a oficinas y salón de actos.

Las principales actuaciones a ejecutar son:

– Derribo del actual edificio, todo mantener sólo l’encavallament original estructural, y construcción del nuevo edificio con fachada perimetral vidriada.
– Construcción de planta soterrada destinada a zona logística, de basura e instalaciones.
– Mejora de la accesibilidad y visibilidad del mercado – Rehabilitación del Local de Ventas no alimenticio y acondicionamiento de plantas de administración y salón de actos.
– Adaptación a las normativas vigentes.

Afectaciones al Tráfico

La construcción del provisional provocará afectaciones al tráfico que durarán hasta que acaben las obras de remodelación del antiguo mercado. Así, la calle de Sant Adrià quedará cortada al tráfico desde la calle del Segre hasta la calle Gran de Sant Andreu. Por este motivo la circulación se verá afectada de la manera siguiente:

– El acceso a la calle Gran de Sant Andreu, desde la calle del Segre-Pº. Torres y Bages, se hará por la calle de Joan Torras, al cual se podrá acceder desde el Pº. Torres y Bages.

– Los vecinos de la calle de Otger podrán acceder por el tramo de la calle de Sant Adrià con Grande de Sant Andreu, ya que quedará habilidad como un tramo de doble oído (actualmente sentido único), donante acceso a vecinos y servicios.

– Las paradas de la línea de autobús 126, en la calle de Sant Adrià-Segre y las dos paradas de la calle Gran de Sant Andreu, situadas entre las calles de Sant Adrià i Onze de Septiembre, se trasladarán a las calles del Segre y Virgili en el tramo correspondiente entre las calles Sant Adrià y Once de Septiembre.