Usted está aquí

Primer tramo en ejecución

ACTUALIZADO: El 6 de abril de 2019 finalizan las obras del primer tramo de la nueva Meridiana, entre las calles Independencia y Mallorca.

El Ayuntamiento de Barcelona presentó, en enero de 2018, los proyectos para iniciar la transformación de los primeros tramos por ejecutar en el marco del proceso de transformación de la avenida Meridiana en un eje cívico para la ciudad y los barrios del entorno.

La nueva Meridiana tendrá más espacio para el peatón, ofrecerá más sitios de estancia y arbolado y dará más peso a la bicicleta y al transporte público. Se trata del tramo comprendido entre el futuro parque de las Glòries (calle de la Independència) y la calle de Mallorca, que se ejecutará entre junio de 2018 y marzo de 2019 y se dividirá en tres secciones diferentes en función de las características de cada espacio. Está previsto destinar una inversión de aproximadamente 11 millones de euros y actuar sobre una superficie total de 52.000 metros cuadrados y una longitud de 800 metros.

Las intervenciones que se impulsarán ahora tienen en cuenta todo el trabajo realizado durante el proceso participativo celebrado a lo largo de los últimos meses, con más de 700 participantes. Se ha abordado tanto la mejora de toda la avenida como la potenciación de los ejes cívicos transversales, que tienen que permitir conectar los barrios en torno a la Meridiana.

El proceso se ha desarrollado con perspectiva de género para trabajar en detalle y a escala de calle y esquina elementos que pueden mejorar la vida cotidiana de las personas. Eso ha permitido definir ejes transversales e itinerarios del día a día de las personas, definir actuaciones prioritarias en los cruces, detectar puntos oscuros, etc. Esta mirada impregna la transformación que se llevará a cabo ahora y también todas las intervenciones futuras que se realicen a lo largo de la avenida.

De la calle de la Independència a la calle de Aragó

Esta sección del tramo permitirá dar continuidad al verde entre el futuro parque de las Glòries y la rambla de Guipúscoa, y mejorará la rambla central existente con nuevas zonas verdes y espacios de estancia y recreo.

En este tramo se deja atrás la configuración actual de tres carriles de salida (dos para vehículos y un carril bus) y un único carril de entrada más dos cordones de aparcamiento en semibatería. Así, la calzada pasará a tener dos carriles por banda (uno para vehículos y un carril bus), una rambla central de 16 metros de ancho con espacio para el paseo y el arbolado y aceras anchas (de 8,40 y 9,20 metros). Al mismo tiempo, el carril bici estará segregado y se ubicará a cada lado de la rambla.

De la calle de Aragó a la calle de València

En esta sección habrá tres carriles por banda, de modo que se eliminará uno de entrada (actualmente hay cuatro de entrada y tres de salida).

En este caso, el espacio verde central será de 9,50 metros de ancho e incluirá un nuevo carril bici bidireccional. Las aceras también serán más anchas (entre 11,40 y 11,80 metros) y habrá espacio para el arbolado y la vegetación.

De la calle de València a la calle de Mallorca

Finalmente, esta sección contará con un carril menos de entrada y la vía quedará con tres carriles de entrada y cuatro de salida (tres para vehículos y uno de bus), de modo que se eliminará uno de entrada.

El espacio destinado al peatón y a la bicicleta será similar al tramo anterior: un espacio verde central que incorporará un carril bici bidireccional, más espacio para los peatones en las aceras e incremento del arbolado y la vegetación. Será la fase previa a la solución implantada en la sección entre la calle de Aragó y la calle de València.

Estudios de movilidad Glòries-Mallorca

A lo largo de los últimos meses el Ayuntamiento ha elaborado un estudio del comportamiento de la movilidad en la futura Meridiana en el ámbito Glòries-Mallorca. A partir del análisis de 123 puntos diferentes en días laborables y en hora punta matinal (de 6.00 a 12.00 horas), se ha comparado la situación actual de movilidad y el escenario futuro, con un carril menos en sentido de entrada entre Mallorca y Aragó, con respecto a la afectación en las vías alternativas de circulación.

A la vista de los resultados, se concluye que los cambios producidos por la nueva sección de la avenida son asumibles, ya que en general los niveles de servicio no se ven afectados por las actuaciones realizadas en el futuro escenario y se mantienen o mejoran todas las vías alternativas en casi todas las franjas horarias.

Actuaciones a corto plazo en el resto de la avenida

Entre Mallorca y Fabra i Puig, se implementarán medidas a corto plazo para mejorar la movilidad y la seguridad: habrá un nuevo intercambiador de autobuses interurbanos en la Sagrera y se reducirá el ancho de los carriles para ampliar los espacios centrales de refugio.

Para evaluar cómo continúa la transformación global hasta Fabra i Puig, se llevarán a cabo estudios que tendrán en cuenta los condicionantes de movilidad en el escenario 2020 y medidas ya implementadas, como los nuevos carriles bus de la Meridiana.