La cocina

ÁMBITO DE TRABAJO / LABORATORIO / FUNCIONALIDAD / ESTÉTICA

La cocina es el ámbito de trabajo para elaborar la comida. Un laboratorio donde confluyen funcionalidad, precisión, ergonomía y durabilidad por encima de la estética. La cocina está presente tanto en el hogar como en el restaurante, lugar donde se almacenan los productos y se disponen los instrumentos, utensilios, aparatos y recipientes que se utilizan para preparar la comida, tales como cacerolas, cubiertos y utillaje diverso para manipular los alimentos, procesarlos, cocinarlos y, finalmente, servirlos en fuentes o platos. En este espacio, en principio reservado para el cocinero, prima la funcionalidad. Pero la llegada de nuevos materiales, así como el hecho de que la cocina haya ido adquiriendo cada vez mayor protagonismo dentro del hogar, han ido cambiando sus componentes y mejorando su estética.

A lo largo de los últimos cincuenta años, el universo objetual dentro de la cocina doméstica se ha expandido, llenándose de instrumentos que hasta hace poco parecían reservados a ámbitos profesionales. La evolución en los hábitos culinarios ha dado lugar a utensilios nuevos, que responden a nuevas técnicas, y lo hacen teniendo en cuenta, más que nunca, rasgos de ecodiseño y eficiencia energética, además de estéticos.

La cocina también ha ampliado su espacio vital, a menudo uniéndose al comedor y al salón, y creando un único espacio mixto. Así, ha pasado de ser un cuarto cerrado ―por su ruido, olores y desorden― a una habitación «a la vista de todos», donde todo debe ser bello, además de útil. Y donde electrodomésticos y menaje adquieren también una carga simbólica.

En el ámbito de la cocina, merecen especial mención algunas invenciones tecnológicas, como la esferificación, las espumas, el teppan nitro y otras técnicas desarrolladas en elBulli, y que ahora comercializan distintas empresas como ICC (International Cooking Concepts) o Solegraells. Otras invenciones notables son la Gastrovac, para cocinar al vacío, con la participación de los hermanos Torres (Dos Cielos), y el Roner y el Rocook, con la participación de Joan Roca, instrumento para cocinar a baja temperatura. También existen rarezas como el Oxymoron, una plancha para calentar y sellar un brioche con helado en su interior, de forma que conjugue el frío y el calor, desarrollada por Andreu Carulla para el Rocambolesc de los hermanos Roca. O la Fakircook, plancha con púas inventada por Jordi Herrera, del restaurante Manairó, para cocinar los alimentos de forma alternativa. Las propuestas de Lékué parten de revolucionar la cocina doméstica mediante la gran versatilidad que ofrece la aplicación de la silicona de platino, un material innovador y resistente, apto para cocinar y fácil de limpiar. Incluso se muestra un vídeo con el funcionamiento de una de las primeras máquinas de food-printer, desarrollada por el GGlab y el IAAC. También se rinde un homenaje al Minipimer, la batidora eléctrica de brazo, un invento español que ha triunfado internacionalmente, y que sesenta años después de su creación presenta un aspecto similar.