Cerdà y Barcelona. La primera metrópoli, 1853-1897

La exposición del Museu d'Història de Barcelona intenta mostrar la compleja trama subyacente en la ideación del Eixample por Cerdà, la energia de una sociedad urbana sacudida por la revolución industrial y amoldada también por el régimen liberal y, naturalmente, las dificultades que se fueron suscitando a partir del momento de ruptura con el Antiguo Régimen.
 

La segunda mitad del siglo XIX fue la etapa clave de la modernización de la ciudad de Barcelona, desde el derribo de las murallas hasta las agregaciones de los pueblos del Llano. El lanzamiento de este proceso está indisolublemente ligado a la figura de Ildefons Cerdà, muchas veces visto como una figura genial pero aislada y, incluso, enfrentada con el ambiente barcelonés. Si así hubiera sido, su obra no habría tenido una continuidad tan coherente como la que aseguró, en la época siguiente, la personalidad, tan diferente, del alcalde Francesc de Paula Rius i Taulet. La mutua pertenencia entre Cerdà y Barcelona en una perspectiva de metropolitzación es la idea base de la propuesta.


El proceso de transformación urbanística empieza con el planteamiento de la reforma y del eixample de la ciudad en los momentos inmediatamente anteriores a la entrada en escena de Ildefons Cerdà, en torno a los años 1853-1854. El segundo gran episodio gira en torno a la concepción del proyecto de Eixample de Cerdà y su confrontación con los planes presentados al concurso municipal de 1859. Pero es igualmente importante mostrar que la intervención del ingeniero no acabó en este momento, sino que lo mismo fue agente principal en el proceso de aplicación, hasta 1866; una aplicación que no excluyó reelaboraciones con las cuales Cerdà iba respondiendo a los retos de la práctica. La revolución de 1868, que marca, de hecho, la desaparición de Cerdà de la escena urbana, fue la ocasión para el proyecto de transformación de la Ciutadella y del Born, y en este proyecto emergió la fuerte personalidad de Rius y Taulet, un político consagrado a la política local y con capacidad de empujar Barcelona hacia la modernidad. Sus dos grandes proyectos, la realización de la primera Exposición Universal en territorio español en 1888, y la consecución de la unificación municipal de todo el territorio afectado por el Plan Cerdà, forman el hilo conductor de la última parte de la muestra.

Lugar y fechas

Conjunto Monumental de la Plaça del Rei.

Saló del Tinell. Pl.del Rei, s/n

Del 26 febrero al 26 septiembre de 2010