Exposición ‘La Casa Gralla. El periplo de un monumento’

16.03.16

La casa Gralla fue una de las más admiradas de Barcelona por la ornamentación escultórica renacentista que desde el siglo XVI embellecía la fachada. No se salvó del declive en los últimos tiempos en manos de la nobleza ni del derribo, aunque la fachada estuvo a punto de mantenerse como entrada monumental de la calle Duque de la Victoria que se abría para la promoción inmobiliaria.

Finalmente, las piedras trabajadas fueron adquiridas para rehacer la casa en otro lugar y entonces comenzó un largo periplo. El prestigio de la casa Gralla fue destacado por los viajeros y los historiadores a lo largo de los siglos y fuente de inspiración para la arquitectura historicista, hasta el Modernismo. Las apuestas para reconstruirla muestran tanto su potencial de representación social como los límites de las actuaciones en el patrimonio de la ciudad, hasta nuestros días.

La exposición muestra por primera vez el cuaderno de notas sobre la Casa Gralla del arquitecto Elies Rogent, de 1856 y la colección de dibujos extraordinariamente detallados de la fachada, obra del pintor y escenógrafo Francesc Soler Rovirosa, de 1857.