Blog

Retrat de Joan Manén. Fons del Museu de la Música de Barcelona
Proyectos de investigación

Manén graba Beethoven, Bruch y Mendelssohn

En el Museu de la Música de Barcelona se conservan 3 discos no comercializados que contienen el Concierto para violín y orquesta en re mayor, Op. 61 de Ludwig van Beethoven en una grabación realizada por el violinista catalán Joan Manén. Si la grabación fuese completa, ocuparía 4 discos: faltan la tercera y cuarta caras del primer movimiento. Estos discos de 78 rpm (hechos con resina de goma laca) tienen etiquetas comerciales de la fábrica Discos Gramófono de Barcelona, y están acabadas a mano. Los números de catálogo manuscritos que constan van del 067913 hasta el 067917 y son una copia de regalo para el intérprete, tal y como figura con el siguiente texto sello de tinta roja: “Disco de regalo”.

Disc de regal, Concert de violí i orquestra de Beethoven, per Joan Manén
Disco de regalo, Concierto de violín y orquesta de Beethoven, por Joan Manén

Este tipo de discos eran copias del máster que las compañías enviaban a los intérpretes para hacer una primera audición y, si se consideraba necesario, incluso, solicitar volver a grabar algún fragmento.

El proyecto de digitalización de todo el fondo sonoro catalán que se conserva en el museo, empezando justamente por los discos de 78 rpm, ha establecido una estrecha colaboración de los técnicos de la institución con Enric Giné, sonólogo de Tasso Laboratori de so, quien ha aportado a la tarea encomendada no sólo su digitalización, sino también los conocimientos para la datación de la grabación de los discos a partir del estudio de los números de matriz. Estas dataciones nos han permitido, en la mayoría de casos, perfilar aún más los años reales de las grabaciones, y no tanto los años de publicación según los catálogos comerciales que, como veremos, difieren un poco.

Cabe recordar que, tratándose de grabaciones propias del período acústico (anteriores al año 1924), la reproducción y digitalización de las versiones de archivo ha sido plana, es decir, sin la aplicación de curvas de ecualización, con resolución estereofónica para capturar las modulaciones de las dos paredes del surco (a pesar de tratarse originalmente de grabaciones monofónicas) utilizando para la reproducción agujas truncadas de tipo cónico y elíptico y diámetros de 2,5 y 2,5 milímetros.

Procés de neteja i digitalització
Proceso de limpieza y digitalización, por Enric Giné

El documento sonoro de Manén, curioso por el hecho de ser una copia de regalo y manuscrita, nos ha despertado el interés para situarlo tanto cronológicamente como geográficamente y conocer su historia. En definitiva, en los últimos 40 anys, los diversos estudiosos de las grabaciones del concierto de Beethoven adjudican la primera grabación completa a dos intérpretes (Josef Wolfsthal y Fritz Kreisler), y sólo algunos mencionan Joan Manén como primer intérprete de una grabación del segundo movimiento. Más recientemente Timothy Day afirmaba que Manén había grabado todo el concierto (2005:247).

Los documentos del Museu de la Música, por tanto, suponen un indicio razonable que se ha de estudiar. Además del concierto de Beethoven, sabemos que Joan Manén también grabó completos los conciertos para violín de Felix Mendelssohn y Max Bruch. Habrá, entonces, que estudiar el conjunto de los tres conciertos, ya que en las primeras décadas del siglo XX, “the violin concertos of Beethoven and Mendelssohn were widely considered the two greatest works ever written for the violin and orchestra” (Day 2005:247).

Estos testimonios sonoros nos permiten formular diversas cuestiones para la historia de la interpretación y de las grabaciones tempranas, a la vez que podemos abordar la recuperación sonora y sonológica y darlas a conocer. Los objetivos que pretendemos alcanzar son los siguientes:

  • Saber si Joan Manén fue el primer violinista que grabó estos tres conciertos completos, y determinar en qué años, donde y con qué orquesta y director lo realizó
  • Describir los medios orquestales y técnicos con que lo hizo
  • Localizar catálogos y datos que nos confirmen la comercialización
  • Localizar las grabaciones físicas

LAS GRABACIONES DE LOS CONCIERTOS DE BEETHOVEN, MENDELSSOHN Y BRUCH

La manera de conocer datos concretos de un disco cuando todavía no constaba la fecha en la galleta (como se suelen denominar las etiquetas comerciales), son los números, letras y/o símbolos otorgados a la matriz de la grabación, una codificación a menudo cincelada a mano en la corona interior del disco antes de que empiecen los surcos.

Concierto de Beethoven

Los números de matriz cincelados en la corona interior de los tres discos de regalo, permiten relacionar estos objetos con los registros de la compañía Disco Gramófono (sucursal en Barcelona de His Master’s Voice) estudiados por Alan Kelly (Kelly 2006), tal y como nos certificó el mismo investigador en un correo-e del año 2012. Así, la correlación de los números de estos discos con el catálogo permite -gracias a Kelly- establecer la fecha de grabación de cada uno y también nos informan que las dos caras del primer movimiento que no tenemos en el Museo sí que fueron grabadas en las mismas fechas:

Fecha de grabación

Número de matriz y de catálogo de los discos en el Museu Música

Número de matriz y de catálogo de HMV según Kelly

Número de matriz y de catálogo recogido en CHARM (Centre for the History and Analysis of Recorded Music)

14-11-1916

s.03131.v

w67913

Allegro ma non troppo Parte I

s03131

067913 Part 1

03131v

067913

14-11-1916

s.03132.v

w67914

Allegro ma non troppo Parte II

s03132

067914 Part 2

03132v

067914

14-11-1916

 

s03133

067915 Part 3

03133v

067915

14-11-1916

 

s03134

067916 Part 4

03134v

067916

14-11-1916

s.03135.v

w067917

Laghetto I Parte

s03135

067917 Part 5

03135v

18-11-1916

 

s03136

067918 Part 6 descartada

03136v

18-11-1916

s.03137.v

w067919

Rondo I Parte

s03137

067919 Part 7

03137v

18-11-1916

s.03138.v

w67920

Rondo II Parte

s03138

067920 Part 8

03138v

??-06-1917

s.03141 1/2v.

w067918

Larghetto II Parte

 [Part 6]

 

En este cuadro hay un dato que llama la atención: la cara con número de matriz s03136 fue reemplazada en el disco del museo por la s03141 1/2v. Esto significa, como ya apuntaba Kelly en su correo, que es posible que Manén desestimara esta parte de la grabación hecha el 18 de noviembre de 1916, y la volvió a grabar un día (no conocemos la fecha exacta) del junio de 1917. Ésta última versión es la que finalmente se publicó en la edición comercial, tal y como muestra el número de matriz del único ejemplar conocido hasta ahora, y que se conserva en la British Library (número de matriz S-03141 ¹/₂ 35V).

Por tanto, queda precisamente documentado que Joan Manén grabó el Concierto para violín y orquesta en re mayor, Op. 61 de Beethoven completo en 8 caras entre el 14 y el 18 de noviembre de 1916 y sustituyó una cara el junio de 1917. Y, siguiendo los datos que nos comunica Kelly, lo hizo en Barcelona en la sede de la Compañía del Gramófono, situada en aquella época en la calle Balmes 56-58, con una llamada Orquesta Sinfónica de Barcelona bajo la dirección de Concordi Gelabert, que en aquellos años dirigía gran parte de la producción de esta casa.

Precisamente el catálogo de la Compañía del Gramófono de junio de 1917 recoge tanto la grabación completa del concierto de Beethoven como el de Mendelssohn, tal y como podemos observar en las páginas 36 y 37 del documento digitalizado, conservado en ERESBIL y accesible en la web.

Stowell (1998) sitúa la grabación de este concierto por parte de Fritz Kreisler entre los días 14 y 16 de diciembre de 1916, y según Katz (2003), la de Kreisler no se comercializa hasta 1926. Sorprendentemente la grabación de Manén sólo habría sido un mes antes que la de Kreisler. La otra gran grabación de este concierto fue el de Joseph Wolfsthal de 1925, aunque en este caso, según Katz lo acompañaba la Berlin State Opera Orchestra, y en cambio Day afirma que sólo lo acompaña un piano (Day 2005:248 y 251).

El documento recopilatorio de números de matriz MAT108 nos permite desvelar el técnico que lo grabó, el norte-americano Charles Scheuplein (1876-1921), empleado desde 1902 de la Compagnie Française du Gramophone, con sede en París, y probablemente uno de los principales impulsores a partir de 1915 de la sede catalana subsidiaria de la francesa, llamada Compañía del Gramófono.

Los números de matriz de los discos del concierto de Beethoven concuerdan con los datos aportados por Kelly que informan de la actividad de Scheuplein en la sede de Barcelona entre el 14 de noviembre de 1916 y el 1 de enero de 1917, tiempo en que grabó 44 matrices de 10 pulgadas y 10 de 12 pulgadas. Entre ellas, los 4 discos del concierto de Beethoven (matrices s.03131v a s.0318.v) y el último disco correspondiente a la primera grabación del concierto de Mendelssohn (matrices s.03139.v y s.03140.v). Scheuplein alternó, de hecho, las ciudades de Barcelona y Madrid de manera prácticamente ininterrumpida durante 6 años, del 1914 al 1920, grabando más de 3300 matrices. Es necesario precisar que el prefijo “s” haría probablemente referencia a la inicial del técnico de sonido, y el sufijo “v” al diámetro del disco, de 12 pulgadas. Así, el sufijo “t” indicaría 7 pulgadas, y el sufijo “u” 10 pulgadas.

Scheuplin volvió a Barcelona pronto para re-grabar, probablemente entre el 12 de mayo y el 4 de julio de 1917, la matriz s.03141 1/2v. (número de catálogo w067918), una nueva versión del Larghetto II Parte, destinada a sustituir la versión inicial del 18 de noviembre de 1916 (matriz descartada s.03136.v).

Podéis escuchar el concierto de Beethoven siguiendo este enlace.

Concierto de Mendelssohn

Joan Manén grabó el tercer movimiento, “Allegro molto vivace”, del Concierto para violín y orquesta en Mi, opus 64, de Felix Mendelssohn en abril de 1914, justo antes de la Primera Guerra Mundial, en Berlín, con una orquesta –no nos consta el nombre-, bajo la dirección de Friedrich Kark. El disco fue editado por Parlophone (E10032, matrices 2-2048 y 2-2049), pero todo lleva a pensar que no se grabaron los otros dos movimientos.

Concert de violí i orquestra de Mendelssohn
Concierto de violín y orquesta de Mendelssohn

La extracción de datos técnicos de Gramófono que nos ofrece Kelly desde los archivos de His Master’s Voice (EMI) situados en Hayes, cerca de Londres, y que recoge el catálogo en línea de CHARM (véase la bibliografía) nos detalla las fechas de una grabación completa de este concierto de Mendelssohn, también por Joan Manén. Ocupa 6 caras grabadas los días 28 de julio y 18 de noviembre de 1916 en los estudios de Barcelona y, como hemos visto con el de Beethoven, debía ser con la orquesta de los estudios y bajo la dirección de Concordi Gelabert. Con estos datos, vemos que una parte se hizo meses antes de la grabación de Beethoven, pero la segunda fecha coincide plenamente. De hecho, según Kelly podemos ver que generó diversas tomas de cada cara, en total 9, de las cuales 6 finalmente formarían la versión comercializada, tal y como especifica Creighton (1974:462):

Fecha de grabación

Número de matriz y de catálogo recogido en CHARM-Kelly (Centre for the History and Analysis of Recorded Music). En negrita las publicadas.

Número de matriz recogido por Creighton a partir de discos publicados

28-07-1916

03121v

Passionato Part 1

 

28-07-1916

03121 1/2v

Passionato Parte 1

 

[repeated on 03139

067905]

 

28-07-1916

03122v

067906

AB 15

Passionato Part 2

s 03122v

Passionato Part 2

28-07-1916

03123v

067907

AB16

Andante Part 3

s 03123v

Andante Part 3

28-07-1916

03124v

Andante Part 4

 

[repeated on 03140, 067908]

 

28-07-1916

03125v

067909

AB17

Allegro molto vivace Part 5

s 03125v

Allegro molto vivace Part 5

28-07-1916

03126v

067910

AB17

Allegro molto vivace Part 6

s 03126v

Allegro molto vivace Part 6

18-11-1916

s 03139v

067905

AB 15

Passionato Part 1

s 03139v

Passionato Part 1

18-11-1916

03140v

067908

AB 16

Andante Part 4

s 03140v

Andante Part 4

No hemos encontrado constancia de ninguna grabación completa de los tres movimientos de Mendelssohn por ningún otro violinista antes de Manén. La grabación de Wolfsthal es del año 1925 y la de Kreisler del año 1926 (Katz 2002:39), coincidiendo con las fechas respectivas de las grabaciones de Beethoven. Timothy Day (2005:247) afirma que Joan Manén fue el primero en publicarlo entero en el año 1916. Sin embargo, los datos precedentes sólo permiten afirmar que lo grabó completo -ahora sí- este año, mientras que quedaba la duda de cuándo se hizo la comercialización. Si seguimos el catálogo de la Compañía del Gramófono, sería el junio de 1917 como tarde.

Ahora bien, la sorpresa es que Joan Manén grabó cinco años después el mismo concierto, muy probablemente en los estudios de His Master’s Voice en Hayes, Inglaterra, con la orquesta de este estudio y con la duda de si fue dirigido por George W. Byng (1861–1932), el director habitual de la casa:

Fecha de grabación

Número de matriz y de catálogo recogido en CHARM-Kelly (Centre for the History and Analysis of Recorded Music). En negrita las caras publicadas.

Número de matriz recogido por Creighton a partir de discos publicados

20-12-21

Cc 805-3

067927

M80 AB15

Cc 805-III

HMV 067927/32 M80/2

20-12-21

Cc 806-1 I,2

 

20-12-21

Cc 806-2 I,2

067928

M80 AB15

 

Cc 806/10-II

20-12-21

Cc 807-1 II,1

 

20-12-21

Cc 807-2 II,1

067929

M81 AB16

 

20-12-21

Cc 808-1 II,2

 

20-12-21

Cc 808-2 II,2

067930

M81 AB16

 

20-12-21

Cc 809-1 III,1

 

20-12-21

Cc 809-2 III,1

067931

M82 AB17

 

20-12-21

Cc 810-1 III-2

 

20-12-21

Cc 810-2 III,2

067933

M82 AB17

 

Podéis escuchar el concierto de Mendelssohn siguiendo este enlace.

Concierto de Bruch

En cuanto al Concierto para violín y orquesta núm. 1 en Sol mayor, op. 26 de Max Bruch, Manén hizo una primera grabación con la marca Favorite (2-14012 y 2-14013) de dos movimientos, Allegro moderato y Adagio, probablemente grabados el 1914 con una orquesta y director no determinados (http://ibotarow.exblog.jp/9431929/).

Siguiendo otra vez los datos de Kelly, hizo la grabación completa justo el día antes de la segunda versión del concierto de Mendelssohn, el 19 de diciembre de 1921 en el Estudio I de His Master’s Voice con sede en Hayes, según el catálogo de Kelly, también con la orquesta de los estudios y probablemente bajo la dirección de George W. Byng (1861–1932).

fsd_0627_a.jpg
Concierto de violín y orquesta de Bruch

Si bien el nombre del técnico de sonido nos es desconocido (en todo caso, un técnico interino de Hayes), de las matrices con prefijo Cc podemos afirmar que “C” indicaría disco de 12 pulgadas y  “c” una grabación de estudio, mientras que los números romanos -por ejemplo en Cc800III- indicarían que se trataría de una tercera toma.

Resultarían en total 6 caras, después de grabar dos o incluso tres veces cada parte:

Fecha de grabación

Número de matriz y de catálogo recogido en CHARM-Kelly (Centre for the History and Analysis of Recorded Music). En negrita las caras publicadas.

Número de matriz recogido por Creighton a partir de discos publicados

 

19-12-21

Cc-795-1

 

19-12-21

Cc-795-2

067935

M72 AB24

Cc-795-II

067935

M72  AB24

19-12-21

Cc-796-1

 

19-12-21

Cc-796-2

 

19-12-21

Cc-796-3

067936

M72 AB24

Cc-796-III

067936

M72 AB24

19-12-21

Cc-797-1

 

19-12-21

Cc-797-2

067937

M79 AB27

067937

AB27

M79

19-12-21

Cc-798-1

 

19-12-21

Cc-798-2

067938

M79 AB27

067938

AB27

M79

19-12-21

Cc-798-3

 

19-12-21

Cc-799-1

067939

AB28

AB28

19-12-21

Cc-799-2

 

19-12-21

Cc-800-1

067740

AB28

AB28

19-12-21

Cc-800-2

 

19-12-21

Cc-800-3

 

También en este caso sería la primera vez que, por los datos que hemos situado hasta ahora, se grabó completo el entonces tan apreciado concierto de Max Bruch: “For really big sales, it was the concertos by the canonical great composer and for the biggest sales of all, the handful of great Romantic warhorses by Beethoven, Brahms, Tchaikovsky, Rachmaninov and Max Bruch” (Day 2005:251).

Podéis esccuchar el concierto de Bruch siguiendo este enlace.

Las prioridades técnicas y estéticas con que lo grabaron

Los datos analizados hasta ahora nos han servido para focalizar el interés en las grabaciones hechas en Barcelona en los años 1916 y 1917. La recuperación sonora de los discos de regalo del concierto de Beethoven, además de la comercialización del disco que faltaba, permite observar diversas características y singularidades de la grabación, que centraremos en el análisis de la obra de Beethoven.

De entrada encontramos una orquesta muy reducida en cuanto a número de instrumentistas y, especialmente, escasa en las secciones de cuerda. Las violas, por ejemplo, no debían ir más allá de un atril: “In the pre-electric studio, orchestras were drastically reduced in size, to a maximum of perhaps thirty, in order to fit into the room and to be close enough to the horn.” (Philip 2004:27).

Para reforzar el sonido de los bajos, antes de la captación del sonido por micrófono en el año 1925, juntan un instrumento de metal, seguramente una tuba, a la sección de contrabajos. Entre la sonología todavía precaria y unos criterios de afinación, de unificación de timbres y de ajuste temporal, muy diferentes de los estándares actuales, el resultado de las partes de orquesta es muy diferente del que podemos escuchar hoy día.

La otra característica, quizá la más relevante, es la eliminación de algunos pasages, sobretodo orquestales. El concierto de Beethoven se encajó de manera estratégica en 8 caras (de 4 minutos, más o menos, cada una). Añadir un disco podría haber supuesto un gasto importante, tanto de producción como de coste final para el comprador, por eso parece que decidieron acortar los pocos minutos hasta encajar la música en la duración de cada cara. Este procedimiento fue muy frecuente

antes de los sistemas eléctricos, y llegó a casos extremos como en el de la grabación del concierto para violín de Edward Elgar, el año 1916 en el que, para ajustarlo en 4 caras, el mismo compositor lo va recortó hasta dejarlo en menos de 20 minutos, es decir, sólo un tercio de la durada total de la interpretación completa (Day 2005:248 y Katz 2010:39).

A continuación ofrecemos la relación de los compases eliminados en la versión de Beethoven, objeto de este estudio, empezando por la larga introducción orquestal, e indicamos la duración de la música de cada cara:

Cara

Movimiento

Compases grabados en negrita

(en redonda los eliminados)

1 - 3’52’’

Allegro ma non troppo

1-88 | 89-117 | 118-125 | 126-142 | 143 |144-177 | 177-181 | 181-204 | 205-206 | 207-224

2 - 3’27’’

Allegro ma non troppo

225-283 | 284-365

3 - 3’38’’

Allegro ma non troppo

365-385 | 386-416 | 417 | 418-452 | 452-455 | 456-497 | 497-509

4 - 4’03’’

 Allegro ma non troppo (Cadenza)

Dedicada completamente a la cadenza más los 25 compases finales del 1er movimiento

5 - 4’08’’

Larguetto

1-45

6 - 4’04’’

Larguetto

45-89 (no graban los 3 compases del tutti final ni ninguna cadenza del movimiento)

7 - 4’00’’

Rondó

1-92 | 93-122 | 123-191 | 123-218

8 - 3’21’’

Rondó

218-360

La duración total de la interpretación de Manén es de unos 31 minutos, mientras que las versiones actuales se mueven entre los 42 y los 48 minutos.

El estilo interpretativo de Manén se encuentra dentro de la tradición romántica, es decir, dentro del llamado estilo pre-Kreisleriano, pero con un sonido transparente y un fraseo articulado y cautivador, que todavía atrae al oyente actual. Hablando de otras grabaciones de Manén, Jonathan Woolf (2004) describe:

“Manén was a very old-fashioned player. For someone born between Thibaud (1880) and Sammons (1886) his style harks back to the aesthetics of a pre-Kreislerian. It doesn’t help that he’s saddled with a brassy oom-pah accompaniment in the Berlin studios. His vibrato is slow, unwarmed and on/off, the salon-slides predictable and gauche (Drdla), and the playing very small scale (Wieniawski). When it comes to the finale of the Mendelssohn, in which he was discographically at least taking a leaf out of Ysaÿe’s book – his Columbia was recorded a few years earlier – we find that he really rushes, applies some juddering rallentandi, and that his conception is elastic to a remarkable degree. Ysaÿe once admitted he’d sped up at the end of the side to fit the finale onto one 12" side but his mastery was one to which the Catalan simply couldn’t aspire. And yet there are felicitous and delightful touches not least in the Daquin and Paradies and they show why he was an admired player in the first quarter of the twentieth century. He did play on but had long been eclipsed by successive schools of vibrant tonalists.

Manén hasn’t been well served by reissues so these Ankers and Parlophones are valuable to have under one roof. There’s some wear and blasting here and there, particularly in the obbligato performances where he accompanies soprano Hedwig Francillo-Kaufmann. Otherwise these are honest transfers. Notes are more so-so but they do cover the biographical material well – but this is the kind of issue that calls for some comments on style and performance practice.”

Localización de los catálogos comerciales y de las grabaciones físicas

La búsqueda de catálogos comerciales de Gramófono nos ha permitido conocer las fechas exactas tanto de los anuncios como de la comercialización de discos de Manén. Un primer anuncio lo encontramos en el semanario Blanco y Negro (Madrid), del 8 de octubre de 1916 (pág. 44): “Si usted es aficionado á la música no deje de adquirir un aparato marca “Gramola” y los discos marca “Gramófono” impresionados por el célebre violinista español JUAN MANÉN. Le será altamente agradable oír en su propio domicilio el concierto de Mendelssohn, ejecutado por tan eminente artista. Compañía del Gramófono S.A.E. Balmes, 56 y 58, Barcelona. Agentes en todas las capitales y poblaciones importantes de España”.

blanco_y_negro_-_manen.jpg

Este anuncio nos permite deducir que ya en octubre del año 1916 avanzaban la publicación de un disco grabado el julio del mismo año, pero por las matrices, sabemos que Joan Manén enmendó dos caras el 18 de noviembre. En el suplemento “Nuevos discos Gramófono noviembre 1916”, todavía no aparece, pero sí en el catálogo de 1917. En este catálogo también consta el concierto de Beethoven, pese que en los discos de regalo que conservemos en el museo la cara enmendada no fue grabada hasta el junio de este año.

manen_-_mendelsson_-_beethoven_-_gramofono_1917.jpg

El concierto de Max Bruch, en cambio, no aparece en los catálogos ingleses y de Barcelona hasta 1922 y años siguientes, junto con el concierto de Mendelssohn. Entendemos que en esta fecha corresponden las grabaciones los dos conciertos hechos en Hayes el diciembre de 1921.

En cuanto a los ejemplares físicos, en el Museu de la Música de Barcelona conservamos los tres de regalo descritos del concierto de Beethoven, un disco comercializado de los tres que completan Mendelssohn (versión de 1921), y dos de los tres de Bruch. Iniciamos una búsqueda para localizar el resto de ejemplares que completaran los conciertos. Al principi de este trabajo no encontramos más ejemplares físicos excepto el de la British Library, en el que se basan la mayoría de estudios. La constante catalogación de fondos antiguos, y más especialmente sonoros por toda Europa, nos ha hecho volver varias veces a todo tipo de catálogos para localizar, finalmente, con éxito, la completitud “física” de los tres conciertos.

Una vez localizados todos los ejemplares, la colaboración con la Biblioteca de Catalunya, la StatsBiblioteket de Copenhague y la Deutsche Nationale Bibliothek de Leipzig, nos ha permitido reunir digitalmente los raros ejemplares diseminados por diversos países europeos que confirmen la comercialización del objeto físico.

Del concierto de Mendelssohn, pero, tanto los ejemplares conservados en Copenhague -con etiqueta de distribución danesa- como los conservados en Barcelona -con etiqueta de distribución española-, parecen corresponder sólo a la grabación inglesa de 1921 i no a la de 1916. Así pues, podemos recuperar sonoramente las siguientes versiones:

  • Concierto de Beethoven, grabación de 1916/17 en Barcelona: tres discos en el Museu de la Música de Barcelona y uno (sólo su digitalización) en la Biblioteca de Catalunya.
  • Concierto de Mendelssohn, grabación de 1921 en Hayes: un disco en el Museu de la Música de Barcelona, pero la versión completa en la Stats Biblioteket de Copenhague.
  • Concierto de Bruch, grabación de 1921 en Hayes: dos discos en el Museu de la Música de Barcelona, y la versión completa en la Deutsche Nationale Bibliothek de Leipzig.

La Biblioteca de Catalunya conserva una digitalización de las partes 3-4-5-6 (dos discos) del concierto de Beethoven, pero no los discos físicos de donde procede. La digitalización de las partes 3-4 han completado los discos de regalo conservados en el Museu de la Música.

REVISIÓN CRÍTICA DE LAS AFIRMACIONES HECHAS POR DIVERSOS AUTORES

En el año 1974 Creighton no menciona la grabación del concierto de Beethoven por parte de Manén, pero sí el de Mendelssohn hecho en Barcelona, con Concordi Gelabert, y el de Bruch, sin concretar ninguna fecha en su catálogo.

Robin Stowell (1998) afirma que el primer intérprete que hizo la grabación del concierto de Beethoven fue Fritz Kreisler:

“Fritz Kreisler (1875-1962) was the first to record Beethoven’s Violin Concert. Recorded between 14 and 16 December 1916, his performance with the Berlin State Opera Orchestra and Leo Blech is one of the principal landmark in the history of recording, testifying to the remarkable grace and poise of his playing, his accomplished technique, musicianly phraising, warm vibrant tone, subtlety of expression and characteristic use of portamento and rubato”.

Los datos que hemos aportado más arriba permiten afirmar que Manén se avanzó a Kreisler por pocas semanas. Ahora bien, la interpretación de Kreisler es muy importante porque fue grabada en un concierto en directo.

En el año 2002, en un estudio sobre las primeras grabaciones justamente del concierto de Beethoven, Mark Katz señala la grabación de Joan Manén como la primera de la historia, pero la sitúa en el año 1922, basado probablemente en el año de publicación del único disco conocido hasta el momento, el conservado en la British Library. Sobre las condiciones de interpretación, afirma lo siguiente:

“Which source is more representative of his performance of the work? It is impossible to know now. Moreover, the limitations and possibilities of recording technology can and do affect performances. Manen (1922) and Wolfsthal (1925) feature significant reorchestrations, with the string sections thinned considerably and the addition of low brass.”

Tres años después, en 2005, es Timothy Day quien aporta datos más precisos:

“And yet before the First World War there was only one recording, and this of just the Larghetto and Rondo. Juan Manén made a recording of all three movements in 1916 on four double-sided discs. There was one recording of the slow movement of Mendelsohnn’s Violin Concerto issued before the First World War and one of the finale, these on either side of a twelve-inch disc. The first recording of all three movements was released in 1916, again in performance by Juan Manén”.

Coincide del todo con los datos que hemos aportado en la primera parte del artículo.

Recientemente, en un artículo extraído de una página web, en la que no se menciona la fecha de publicación de los textos, Peter Gutmann confirma todos los datos mencionados anteriormente:

“Juan Manen, Orquesta Sinfonica de Barcelona, Concordio Gelabert (1916). This first recording of the Beethoven Violin Concerto would deserve to be treasured if only for historical reasons, but in fact it turns out to be supremely valuable for esthetic purposes. Routinely overlooked nowadays, Manen was greatly admired and made major acoustical recordings of not only the Beethoven but the Bruch and Mendelssohn concertos (the last twice!). Although he continued to perform through the 1950s, apparently he made no electrical recordings.”

Y analiza a su juicio el estilo y la calidad de las diversas interpretaciones de Joan Manén basadas en la audición sólo de cuatro fragmentos:

“His style is hard to pinpoint from his extant records – a Paganini “Moto Perpetuo” is rigid and bland (although just hitting all the thousands of rapid-fire notes on target in the days before editing was an achievement in itself), a Sarasate “Jota Aragonesa” (which he recorded at least three times in 1916, 1918 and 1921) is heady and stylish, and a Wieniawski “Legende” is impassioned and highly dramatic. Perhaps most revealing is the finale to the Mendelssohn concerto, taken at breakneck pace but with ample expression, abetted by judicious slides and accents, and relieved by frequent slowing of the tempo to emphasize the faster sections. Yet a New York Times review of a 1920 Carnegie Hall recital dubbed him “an artist of fine attainments and individuality” with a refined and musical style who played with dignity and poise, disposed toward sentiment and delicacy rather than breadth and ruggedness, who made Bach “sound like music and not technical exercises” and who invested a Mozart concerto with “charm, vivacity and finish.”

Clicar aquí para ver la bibliografía consultada.