¿Qué es consumo?

Según el Código de consumo de Cataluña (Ley 22/2010, de 20 de julio, de Código de Consumo de Cataluña), hablamos de consumo cuando se dan todas estas condiciones:

  • Entre ambas partes hay una relación de consumo (comercialización de bienes o prestación de servicios), en cualquiera de las etapas siguiente:
    1. Información
    2. Oferta
    3. Promoción
    4. Publicidad
    5. Comercialización
    6. Utilización
    7. Venta de bienes o suministro de servicios
    8. Obligaciones posteriores:
  • El reclamante es una persona física (particular), una asociación sin ánimo de lucro o una comunidad de propietarios.
  • El reclamante actúa en un ámbito ajeno a toda actividad empresarial o profesional.
  • La parte reclamada no es una persona física (excepto los trabajadores autónomos).

 

Sí son temas de consumo

  • Suministros (agua, gas y luz)
  • Telefonía y acceso a internet
  • Servicios turísticos
  • Restauración
  • Transportes
  • Prestadores de servicios en el hogar
  • Seguros
  • Servicios financieros
  • Compra o reparación de productos

 

No son temas de consumo

  • Conflictos laborales
  • Derechos civiles
  • Temas de convivencia en las comunidades de propietarios
  • Relaciones con la Administración pública
  • Cuando un tema de consumo esté sometido a la vía judicial o se pueda convertir en una cuestión penal, no se podrá tratar desde de las OMIC, ya que el Código de consumo de Cataluña no otorga competencias en estos supuestos

 

Casos prácticos

  1.  Si no estoy de acuerdo con la factura de un hotel o con los servicios prestados, SÍ es consumo.
  2.  Si me han robado cosas de la habitación de un hotel o me he caído en la recepción y me he hecho daño, NO es consumo.     
  3.  Si soy un taxista y no me reparan bien el taxi, no es consumo, porque no soy usuario final de este vehículo. Si no me reparan bien mi vehículo particular, SÍ es consumo.
  4.  Si una empresa me reclama una deuda y no estoy de acuerdo, sí es consumo, pero si ya he recibido una citación judicial, NO es consumo.
  5.  Si dejamos un piso de alquiler y el propietario no nos devuelve la fianza, sí es consumo, pero todos los conflictos que puedan surgir durante el contrato de alquiler NO son consumo.     
  6.  Si he tenido un accidente laboral y tengo un conflicto con la mutua de la empresa, NO es consumo.
  7.  Si tengo una mutua sanitaria particular y tengo un conflicto, SÍ es consumo.
  8.  Si no estoy de acuerdo con la factura del gimnasio, a pesar de ser municipal, sí es consumo, pero si no estoy de acuerdo con el precio del área verde, NO es consumo.
  9.  Si en mi finca hacemos obras y no las hacen bien, sí es consumo. Si el vecino de arriba pone la música demasiado alta, NO es consumo.