Uso natural y uso excepcional

Son usos naturales del paisaje aquellas actividades y elementos que se considera que no provocan una distorsión grave en el derecho colectivo a disfrutar de un paisaje adecuado para el desarrollo de la vida ciudadana.

Son usos excepcionales del paisaje los que solo pueden ser expresamente autorizados por la Administración municipal, que superen la intensidad máxima establecida por la ordenanza para los usos naturales.