Usos del Paisaje Urbano

El paisaje urbano es uno de los elementos del medio ambiente urbano que necesita de protección para garantizar a todos los habitantes de la ciudad una adecuada calidad de vida. Por eso, el paisaje urbano constituye un interés colectivo.

La Ordenanza de los Usos del Paisaje Urbano regula las actividades y los elementos que puedan afectar al paisaje de la ciudad con el fin de garantizar un uso respetuoso y juicioso e impedir que, por actuaciones desacertadas u omisiones injustificables, este paisaje se vea desmejorado.

La gestión de los usos del paisaje urbano se desarrolla en dos niveles: por una parte, asegurar que todos los nuevos usos cumplen lo que prevé la ordenanza; por otra, reconducir los usos existentes, mediante la combinación de ayuda técnica y de subvenciones con otros de inspección y control.

La aplicación de esta normativa permite que tanto la ciudadanía de Barcelona como sus visitantes disfruten de un espacio común más armónico y amable, y que se favorezca la calidad de vida en la ciudad.

Son responsables del cumplimiento de la ordenanza: la empresa instaladora, el promotor o beneficiario del uso, el propietario del edificio o vivienda y el director técnico de la instalación.

A todos ellos, se les exige conocer las normas contenidas en la ordenanza y que las cumplan.