¿La primera fosa de la Guerra Civil descubierta en la ciudad?

7 de junio de 2019

Redacció

Memoria. Los restos serán restituidos a las familias en caso de que se pueda determinar su identidad.

En el transcurso de las obras de construcción de dos edificios de viviendas en el número 10-20 de la calle de Ràfols, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, se han localizado los restos óseos de dos personas de entre 30 y 40 años. Podría ser la primera fosa de la Guerra Civil Española encontrada en la ciudad.

Los trabajos que ha realizado el Servicio de Arqueología de Barcelona han revelado que los dos individuos estaban dispuestos uno encima del otro, en una sola fosa de planta rectangular y cubiertos con cal.

Algunos de los pocos objetos que se han documentado en la zona de las inhumaciones, como cremalleras, botones y hebillas, hacen pensar que se trata de algunas de las primeras personas represaliadas de la Guerra Civil Española.

Uno de los dos cráneos, el que está mejor conservado, tiene un orificio de entrada de una bala en el hueso occipital, y en el maxilar se han encontrado algunas piezas dentales de oro. El equipo de arqueología sigue trabajando en el solar para localizar otros restos arqueológicos que permitan precisar la época con más detalle.

Los trabajos efectuados han permitido desestimar la teoría inicial, que vinculaba los cuerpos encontrados con la zona de inhumaciones para muertos por enfermedades infecciosas perteneciente a la iglesia del Sagrat Cor de Sarrià, que se encuentra a 50 metros del hallazgo.

El descubrimiento se ha comunicado a la Dirección General de Memoria Democrática, que, de acuerdo con la Ley sobre la localización y la identificación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista y la dignificación de las fosas comunes, se hará cargo del estudio antropológico y genético de los restos.

Si se logra determinar la identidad de estos restos humanos, se restituirán a las familias junto con todos los objetos materiales asociados. En caso contrario, tendrán que ser inhumados en un cementerio de Barcelona.

Comparte este contenido